Así son las consultas de fisioterapia en la era COVID

Los fisioterapeutas vuelven a abrir sus clínicas con medidas de seguridad rigurosas. Mascarilla, calzas, lavado de manos, pantalla, guantes y desinfección constante de espacios son ahora parte de su día a día. En el nuevo Pulp Fisio te contamos cómo son las consultas de fisioterapia en la era COVID.

Después de tener que echar el cierre durante varios meses los fisioterapeutas españoles vuelven a coger ritmo, eso sí, sus medidas de seguridad y la organización de las instalaciones poco tienen que ver con las consultas pre Covid.

Los pacientes deben llevar mascarilla durante todo el tiempo que dure la sesión

Rotación de salas, rigurosidad en las citas, EPIs  (mascarilla, calzas, pantallas protectoras y guantes a tiempo completo) y desinfección de cada espacio son a partir de ahora la tónica habitual para los fisioterapeutas y cualquier usuario que tenga que acudir a consulta. El objetivo: garantizar la protección frente al coronavirus y seguir siendo eficaces en los tratamientos y terapias.

Pulp Fisio no podía dejar a un lado la nueva realidad de la fisioterapia así que gracias a Sandra Gómez, de la clínica Fisioespecialistas, hemos conocido como se trabaja ahora, en esta era COVID-19 que nos ha tocado vivir.

Circuito limpio y circuito sucio

Es una tónica habitual en los centros sanitarios pero ahora, más que nunca, esta máxima ha cobrado especial importancia. El concepto es tan claro como su nombre: se trata de establecer un circuito “sucio” y otro “limpio”, que es del que estamos seguros que está desinfectado y libre de virus.

El objetivo: garantizar la protección y seguir siendo eficaces en los tratamientos

De esta manera, una vez que el paciente entra en la clínica todo lo que se encuentra es circuito limpio y, a su paso por ella, va generando un circuito sucio.  Todo lo que toca es susceptible de estar contaminado y, por lo tanto,  pasaría a formar parte de ese circuito sucio, que deberá ser desinfectado para poder retornar al circuito limpio y que entre el siguiente paciente.

Desinfección de espacios para garantizar la seguridad

Es uno de los grandes cambios que han sufrido los y las fisioterapeutas en su día a día laboral. Ahora la sesión no termina cuando el paciente sale de la sala, el protocolo de desinfección es riguroso. Estos serían los pasos a seguir una vez sale el paciente de la sala:

  • Todos los materiales son desechables (papel para la camilla, guantes, etc) por lo que cuando el paciente abandona la sala se retiran y se tiran a la basura
  • Desinfección de la camilla y demás utensilios o aparatos de la sala
  • Desinfección del mobiliario de la sala, aunque el paciente no lo haya tocado
  • Desinfección del suelo
  • Se deja ventilar la sala durante varios minutos hasta que entre el siguiente paciente

¿Qué epis llevan los fisios?

Durante las terapias, los fisioterapeutas tienen un estricto protocolo de equipos de protección individual y todas las sesiones las hacen con los siguientes epis:

  • Mascarilla FFP2
  • Gafas o pantalla
  • Bata
  • Guantes para todos los tratamientos

Cuáles son las medidas de seguridad para los pacientes

En principio la única obligación es llevar la mascarilla durante todo el tiempo que dure la sesión o tratamiento. Aquí, en Fisioespecialistas, optan también por dar calzas al paciente para que una vez que esté dentro de la clínica todo esté lo más esterilizado posible.

Nada más entrar se desinfecta las manos con gel hidroalcohólico o agua y jabón (siempre que se puede suelen darse ambas opciones) y se evita compartir sala de espera. Además las cabinas o salas en las que se realiza la sesión de fisioterapia se dejan descansar y ventilar después de cada tratamiento.

Aunque muchas clínicas todavía no están al 100% ya están notando la afluencia de pacientes, muchos de ellos con achaques tras el confinamiento. Lo que más se está viendo, según apunta la mayoría de fisioterapeutas consultados, son las consecuencias del confinamiento. Principalmente contracturas derivadas de los malos hábitos posturales durante el teletrabajo y las sobrecargas y lesiones al volver a hacer deporte. Otro de los gruesos que esperan son los pacientes de coronavirus que, tras haber superado la enfermedad, tendrán que hacer frente a las secuelas respiratorias o motoras que pueden derivarse.

Estás viendo:
Así son las consultas de fisioterapia en la era COVID

¡Compártelo!