Más de 1.000 reclamaciones y denuncias para acabar con la desprotección de los sanitarios

Detengamos la pandemia: La seguridad y salud en el trabajo puede salvar vidas. Con este lema se celebra este año el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo. Un día que estaba previsto que se centrara en la violencia y el acoso en el mundo laboral, pero ha sido sustituido en vista de la actual crisis mundial. Durante la pandemia, el Sindicato de Enfermería ha presentado más de mil reclamaciones y denuncias para acabar con la desprotección de los sanitarios en España.

SATSE se ha sumado, un año más, a las reivindicaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ante la que ya denunció hace semanas la grave situación que se está viviendo en España al no contar los profesionales sanitarios con los suficientes equipos de protección que garanticen su salud y seguridad, así como la de las personas de su entorno (pacientes, compañeros, familiares…). En los cuarenta días de estado de alarma, se han presentado más de 1.000 reclamaciones y denuncias de SATSE para acabar con la desprotección de los sanitarios.

Desde el comienzo de la actual emergencia sanitaria, SATSE ha ido presentando denuncias ante las Inspecciones de Trabajo y Seguridad Social y de Servicios dado que las administraciones sanitarias estaban vulnerando la normativa existente y los protocolos establecidos al no facilitar a las enfermeras y enfermeros los equipos de protección individual necesarios para poder trabajar de forma segura.

De igual manera, se han ido registrando con el mismo objetivo numerosos escritos reclamando información y medidas de actuación a las autoridades competentes a nivel nacional y autonómico. Por el momento, son un total de más de 1.000 las gestiones realizadas desde la organización sindical reclamando que se investigasen los hechos denunciados en cada caso y que se adoptasen con urgencia las medidas que fueran pertinentes a fin de garantizar los derechos de las enfermeras y enfermeros y del conjunto de profesionales sanitarios.

Falta de equipos de protección

SATSE subraya que la falta de suficientes equipos de protección, así como la distribución también de material defectuoso, ha resultado determinante para que España esté a la cabeza del mundo en número de sanitarios contagiados. En la actualidad, son ya más de 38.000 profesionales contagiados, de los que entre el 60 y 65 por ciento son enfermeras y enfermeros, según estima el Sindicato. El Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades publicó una estadística de infección en Italia que no supera el 10 por ciento. En Estados Unidos, los sanitarios contagiados apenas llegan al 3% y en China se sitúa en el 3,8%. En España está cifra se sitúa muy por encima de estas cifras.

Además de en nuestro país, SATSE se ha dirigido a la Organización Mundial de la Salud (OMS); la Comisión Europea; la Organización Internacional del Trabajo (OIT); la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA); la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo (EU-OSHA) y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) para denunciar que la falta del material de protección necesario supone un claro incumplimiento de normas internacionales y nacionales y un grave atentado contra el derecho a la salud y la integridad física y psíquica de los profesionales y de otras personas de su entorno, como los pacientes, familiares o compañeros de trabajo.

Por último, el Sindicato de Enfermería insiste en que es absolutamente imprescindible que se hagan las pruebas de detección del Covid-19 a todos los profesionales sanitarios, tal y como se han comprometido reiteradamente y de manera pública las administraciones sanitaria competentes, y que en caso de haber utilizado material defectuoso, se proceda a su aislamiento preventivo durante todo el tiempo necesario.

Día Mundial de Seguridad y Salud en el Trabajo

La OIT en el informe presentado con motivo del Día Mundial pone el acento en la situación de fragilidad de los profesionales de la salud. Explora medidas para prevenir y controlar el riesgo de contagio. Aborda los riesgos psicosociales y ergonómicos asociados con la pandemia.

También evidencia problemas surgidos por la brecha de género. Entre los riesgos, señalan:

  • Temor a infectarse en el trabajo y luego transmitir la enfermedad.
  • Falta de acceso a equipos de protección.
  • Entornos de trabajo con baja capacidad para aplicar medidas optímales de SST.
  • Mayor carga de trabajo  (turnos más largos y consecutivos).
  • Reducción de los periodos de descanso.
  • Aumento de la violencia y el acoso (tanto físico como psicológico).
  • Aumento del estigma social y la discriminación (percepción de un vínculo con una enfermedad).

Esta organización destaca que las mujeres representan más del 70% de los trabajadores de la salud. Están en la primera línea de la lucha contra COVID-19. Ante la pandemia, se enfrentan una doble carga: turnos más largos en el trabajo y trabajo de cuidado adicional en el hogar. También han puesto en evidencia las enormes dificultades añadidas para alcanzar la conciliación. Aunque algunos países han adoptado medidas en este sentido, no es el caso de España la OIT señala que serán necesarias más soluciones a largo plazo.

OMS

Las Organización Mundial de la Salud (OMS), en el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, ha advertido de que los trabajadores de la salud infectados con Covid-19 después de la exposición en el lugar de trabajo deberían tener derecho a beneficios por lesiones laborales por enfermedad profesional, incluyendo compensación, rehabilitación y servicios curativos.

SATSE lleva semanas reivindicando que la baja de los profesionales sanitarios a consecuencia del coronavirus Covid-19 sea considerada enfermedad profesional a todos los efectos. También se han posicionado en este sentido algunos partidos políticos, que han llevado la petición hasta la Cámara Baja.

Estás viendo:
Más de 1.000 reclamaciones y denuncias para acabar con la desprotección de los sanitarios

¡Compártelo!