SATSE reclama el aislamiento domiciliario de las enfermeras embarazadas

La seguridad y salud de los profesionales es lo primero. El Sindicato de enfermería ha reclamado que las consejerías dicten instrucciones para proceder al aislamiento domiciliario de todas las enfermeras embarazadas y en periodo de lactancia.

SATSE ha reclamado a los servicios de salud de las comunidades autónomas que dicten las instrucciones pertinentes para que las profesionales sanitarias embarazadas y en periodo de lactancia pasen a una situación de aislamiento domiciliario. Se trata de evitar riesgos para su salud y la de sus hijos o hijas.

Ante el progresivo incremento de las personas contagiadas con el coronavirus, y conocido, al menos, un caso de una enfermera embarazada que ha dado positivo en Málaga, SATSE considera imprescindible proteger a las profesionales sanitarias en esta situación.

SATSE recuerda que el paso a la situación de suspensión de su actividad por riesgo durante el embarazo está recogido en la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales, percibiendo una prestación económica del Instituto Nacional de la Seguridad Social. Esta norma contempla que cuando no existan puestos o función compatible exentos de riesgos a efectos de protección del embarazo, podrá declararse el paso de la trabajadora afectada a la situación de suspensión por riesgo. Esta situación se prolongará durante el período necesario para la protección de su seguridad o de su salud. También  mientras persista la imposibilidad de reincorporarse a un puesto compatible con su estado.

¿Qué ocurre en el periodo de lactancia?

SATSE recuerda que también es de aplicación durante el período de lactancia natural, si las condiciones de trabajo pudieran influir negativamente en la salud de la mujer o del hijo. En este caso, la profesional puede acogerse a la situación de suspensión por riesgo durante la lactancia natural de hijos menores de nueve meses.

“Se debe propiciar su aislamiento durante el tiempo establecido”

En ambos casos, la trabajadora percibe una prestación económica del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). “Entendemos que estas profesionales deben ser consideradas como cualquier persona que se encuentra en una situación de riesgo de contagio. Por tanto, se debe propiciar su aislamiento en sus respectivos hogares durante el periodo de tiempo establecido al efecto”, apuntan desde la organización sindical.

Recomendaciones

El Sindicato subraya que de momento no se ha demostrado una especial sensibilidad al contagio del COVID-19. Sin embargo, el embarazo conlleva cambios físicos que pueden aumentar la vulnerabilidad de estas mujeres ante las infecciones respiratorias virales. De ahí que, por ejemplo, se les recomienda vacunarse de la gripe. El organismo de las Naciones Unidas que se encarga de la salud sexual y reproductiva,UNFPA, que realiza un estrecho seguimiento en el control de esta enfermedad en este ámbito señala que el embarazo aumenta la vulnerabilidad de la mujer ante infecciones respiratorias e implica un mayor riesgo, ante el desarrollo de enfermedades respiratorias, de sufrir efectos adversos.

Sí existen estudios científicos que indican que las embarazadas con gripe son más propensas a desarrollar una enfermedad grave.También hay evidencia de que aumenta la probabilidad de desarrollar problemas graves en el feto y de sufrir complicaciones durante el parto o incluso de que se produzca parto prematuro. No existe ninguna evidencia en el caso del nuevo coronavirus. Esto se debe a que no ha dado tiempo a desarrollar estudios por la reciente aparición de la enfermedad.

Atención Primaria

Actualmente, en los centros de salud, es el caso de la Comunidad de Madrid, se dispone de un circuito especial para las mujeres embarazadas que acuden a su matrona. Esta ruta pone en evidencia que las recomendaciones sanitarias marcan una especial protección de las mujeres embarazadas.

Por último, desde la organización sindical se insiste en que las enfermeras y enfermeros son los profesionales que están en primera línea. A ellos corresponde la atención directa y continuada a los pacientes y ciudadanos. Se encargan, entre otras actuaciones, de la recogida de muestras y, por consiguiente, se encuentran muy expuestos al contagio.

Covid 19

A día de hoy las cifras manejadas por el Ministerio de Sanidad son de 11.178 casos. De ellos 1.987 son nuevos. Hay 563 personas en UCI y 491 fallecidos. En Europa el número de casos asciende a 58.425 y en el mundo 173.344 casos. El crecimiento de las cifras provocaron el pasado sábado la constitución del estado de alarma.

El Consejo de Ministros de este martes prevé aprobar medidas económicas dentro del plan de choque para hacer frente a la pandemia del coronavirus. Estas contemplan liquidez para la economía; apoyo a familias y ciudadanos vulnerables; flexibilidad en los ajustes temporales de plantillas y apoyo a la investigación de vacunas y curas de la enfermedad.

Estás viendo:
SATSE reclama el aislamiento domiciliario de las enfermeras embarazadas

¡Compártelo!