Conociendo la Enfermería militar

Conociendo la Enfermería militar

A pesar de ser una gran desconocida, la sanidad militar es una de las piezas clave en las Fuerzas Armadas. Una profesión con doble vocación de servicio.

La enfermería militar tiene muchas caras y hoy conocemos una de ellas a través de la Capitán María Jesús Hernández Goñi: la Unidad Médico Aérea de Apoyo al Despligue (UMAAD). La misión de esta Unidad es la atención sanitaria (preventiva, especializada y quirúrgica) requerida por fuerzas militares desplegadas ya sea en acciones reales o en ejercicios.

La UMAAD interviene en misiones en las que sea necesario proveer asistencia en lugares con una infraestructura sanitaria deficiente o saturada por circunstancias excepcionales. Éste fue el caso de la Operación Balmis, en la que participaron dando soporte sanitario en la lucha contra la Covid-19 tanto en el IFEMA como en el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla.

Además, en misiones internacionales, la UMAAD es la encargada de estabilizar las bajas que necesiten ser evacuadas a posteriori. La UMAER (Unidad Médica de Aeroevacuación) será la responsable de las evacuaciones hasta los centros sanitarios adecuados y, de ser necesario, de la intervención médica inmediata en accidentes aéreos o catástrofes.

Así es su día a día

En esta Unidad trabajan cuatro enfermeros que dividen su labor entre la parte asistencial, la de gestión y la pedagógica. Todo ello con un fin: dar el apoyo sanitario que se les solicite tanto en instrucción y adiestramiento como en misiones internacionales o nacionales.

La Capitán Enfermera Hernández nos enseña algunas de las estructuras sanitarias modulares que se despliegan en misión según las necesidades que existan en ese momento. Entre ellas hay capacidad desde atención primaria, UCI o quirófano; hasta contenedores de producción de oxígeno, morgue, lavandería, esterilización, etc.

En su día a día los enfermeros de la UMAAD también llevan a cabo el control y mantenimiento de los equipos de electromedicina que puedan ser requeridos en una misión. Es fundamental que todos ellos estén familiarizados con el uso de los equipos, , su mantenimiento, almacenamiento y preparación de la carga para cumplir con los tiempos que exige la OTAN en el despliegue de la asistencia sanitaria: poder realizar cualquier soporte vital avanzado en menos de una hora y cirugía de control de daños en menos de dos horas.

Además, asistimos a uno de los simulacros que se realizan habitualmente para que todo el despliegue funcione a la perfección cuando tenga que llevarse a cabo en una una misión real.

Cómo ser enfermera militar

Si estás interesada o interesado en formar parte de la enfermería militar de nuestro país, estos son algunos de los requisitos para participar en el proceso de selección de acceso a la Escala de Oficiales del Cuerpo Militar de Sanidad.

1.- Nacionalidad española y mayoría de edad.

2.- Diplomado o Graduado en Enfermería

3.- Carecer de antecedentes penales y tatuajes que puedan ser contrarios a los valores constitucionales o atentar contra la imagen de las Fuerzas Armadas.

4.- Fase de concurso. Comprobación y valoración de los méritos aportados por los aspirantes.

5.- Fase de oposición:

  • Prueba de conocimientos de enfermería.
  • Ejercicio práctico.
  • Examen de lengua inglesa.
  • Realización de pruebas psicológicas.
  • Reconocimiento médico y pruebas físicas.
  • Asignación de plazas y nombramiento de alumnos.
  • Período de formación.

La Capitán Enfermera Hernández tiene claras dos cosas: que la mayor dificultad de este trabajo es tener que tratar como pacientes a sus propios compañeros y que valorar el trabajo que realizan las Fuerzas Armadas es básico para encajar en esta labor enfermera. La enfermería militar requiere una gran vocación y espíritu de trabajo y entrega para dar el mejor servicio a España.

Estás viendo:
Conociendo la Enfermería militar

¡Compártelo!