La enfermería, clave en la detección de la Sepsis

La enfermería, clave en la detección de la Sepsis

Hoy, 13 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Sepsis, una patología desconocida para la mayoría de la población pero que quita más vidas que los infartos de miocardio o los accidentes de tráfico. Un simple corte mal curado puede ser el detonante que derive en ella.

La sepsis consiste en la aparición de una respuesta inflamatoria exagerada y generalizada frente a una infección bacteriana, vírica o fúngica. Es fundamental detectar precozmente sus síntomas, que no siempre se presentan de una forma predecible, lo que dificulta aún más su diagnóstico en las fases iniciales. En España se calculan unos 180.000 casos de sepsis al año con una mortalidad del 25%. En los países más desarrollados, la sepsis aumenta en una proporción anual de entre 8- 13%.


A nivel mundial los datos son cada vez más alarmantes. Según la OMS, 31 millones de personas sufren anualmente un episodio de sepsis de los cuales unos 6 millones de personas fallecen a causa de ella. En los países más desfavorecidos esta cifra se eleva y la sepsis es una de las causas principales de muerte maternal y neonatal ( 2,9 millones de niños fallecen por sepsis derivadas de enfermedades diarreicas o infecciones de las vías respiratorias bajas).

La detección precoz de esta enfermedad es fundamental para aumentar la posibilidad de supervivencia del paciente y ahí, como nos cuenta Mercedes García (enfermera supervisora de la U.C.I. del Hospital del Henares), la enfermería juega un papel fundamental.

Conociendo la sepsis

La sepsis ocurre cuando una infección desencadena una reacción en cadena en todo el cuerpo. Las infecciones a menudo ocurren en los pulmones, el estómago, los riñones o la vejiga. Es posible que la sepsis comience con un pequeño corte que se infecta o con una infección que se desarrolla después de una operación. A veces, la sepsis puede ocurrir en personas que ni siquiera sabían que tenían una infección pero, ¿cuál es la población más propensa a sufrirla?

  • Adultos mayores de 65 años.
  • Personas con afecciones crónicas, como diabetes, enfermedad pulmonar, cáncer y enfermedad renal.
  • Personas con sistemas inmunitarios debilitados.
  • Mujeres embarazadas.
  • Niños menores de un año.

Un rápido diagnóstico es fundamental para salvar la vida del paciente, por lo que conocer los síntomas  es primordial para que el paciente acuda cuanto antes al sistema sanitario. Estos son algunos de ellos:

  • Respiración y frecuencia cardíaca rápida
  • Dificultad para respirar
  • Confusión, desorientación o somnolencia.
  • Dolor o molestia extrema
  • Fiebre, escalofríos o sensación de mucho frío
  • Piel húmeda o sudorosa
  • Naúseas o vómitos.

El tiempo es vida

La sepsis es una patología tiempo-dependiente, es decir, el tiempo de detección de la enfermedad tiene un claro impacto en la evolución del paciente. Se calcula que cada hora de retraso en la administración del tratamiento antibiótico adecuado, la mortalidad aumenta un 7,6%. Con el objetivo de reducir los tiempos de identificación y actuación frente a este problema nació el Código Sepsis.

El Código Sepsis tiene por objetivo fundamental la identificación de cuadros clínicos de sospecha de infección e iniciar de manera precoz el tratamiento óptimo adecuado para cada paciente según las necesidades que presente.La detección es el elemento fundamental para iniciar los procedimientos diagnósticos y terapéuticos que reducen la mortalidad asociada a sepsis. La administración en la primera ahora del tratamiento antibiótico empírico y de las maniobras para la mejora en el transporte de oxigeno a los órganos afectos son claves para reducir esta mortalidad.

Sepsis y Covid-19

Los casos de Sepsis han aumentado con la llegada al mundo de la Covid-19.  Los pacientes que sufren esta infección no reciben ningún tratamiento, solo cuentan con sus defensas para combatir al virus. Sin embargo, en muchas ocasiones las defensas de las personas no son suficientes para neutralizar el virus y puede terminar provocando graves neumonías y una respuesta del organismo que acabe en una sepsis. Es esta respuesta del organismo la que provoca el fallecimiento del paciente en los casos más graves.

Nuestro país está a la vanguardia en el manejo de esta patología y, en todos los centros hospitalarios en los que se ha instaurado este sistema organizado y protocolizado de atención a estos pacientes, los datos de mortalidad se han reducido sustancialmente. Un logro de un trabajo multidisciplinar en equipo en el que actuar rápido es fundamental para la supervivencia del paciente.

Estás viendo:
La enfermería, clave en la detección de la Sepsis

¡Compártelo!