TEAyudamos: la enfermería que trabaja para integrar

TEAyudamos: la enfermería que trabaja para integrar

La relación de las personas con TEA u otras alteraciones en la comunicación y la interacción social con el sistema sanitario es complicada pero esto está cambiando gracias al trabajo de algunas enfermeras del Hospital Universitario de Fuenlabrada. Ellas crearon el programa TEAyudamos, que hoy acoge a 541 pacientes con diversas patologías, a los que ayudan a sentirse más seguros y tranquilos en sus interacciones con el hospital y sus profesionales.

Se trata de un programa del Hospital Universitario de Fuenlabrada destinado, principalmente, para el correcto abordaje de pacientes con alteraciones en la comunicación e interacción social. Su objetivo: minimizar las barreras de comunicación y los temores de los pacientes y aumentar su tranquilidad, confianza y la seguridad en el ámbito sanitario.

Este programa fue creado por las enfermeras María Eugenia Galera, Belén Toribio y Nuria Trápaga con el fin de ayudar a niños con TEA y sus familias. Con el paso del tiempo ha ido creciendo y ya ofrecen su servicios a niños con diversas alteraciones comunicativas y relacionales así como a adultos pues, como siempre recuerda María Eugenia «estos niños crecen y siguen teniendo las mismas necesidades que antes. Sus problemas no desaparecen el día que cumplen la mayoría de edad».

Como recalcan, se trata de un programa en el que no solo está involucrada la enfermería, sino diferentes unidades del hospital que trabajan y colaboran para que estos pacientes ganen en tranquilidad a la hora de acercarse tanto al hospital como al personal sanitario.

Anticipar, la clave

Una de los puntos fundamentales para que estos pacientes sufran menos ansiedad a la hora de ir al hospital es conocer tanto los espacios que van a recorrer, como saber qué es lo que se les va a hacer, qué instrumentos se va a usar… En definitiva, se trata de anticiparles lo que van a vivir. ¿Y esto cómo se hace?:

  1. Viendo la unidad en la que van a estar
  2. Conociendo al personal sanitario que va a tratarle, cómo van vestidos, etc.
  3. Trabajando previamente con los materiales con los que se les va a tratar.
  4. Visualizando e interiorizando  secuencias sobre lo que va a suceder a través de pictogramas, fotos y vídeos. Gracias a ellas, las familias pueden ir trabajando desde casa o incluso desde el colegio lo que va a suceder.

 

Hacer del hospital un lugar seguro

Dentro del programa, se creo también PANTEA+ (Plan de atención específica al usuario con TEA (Trastorno de Espectro Autista) y/o alteraciones de la interacción social). Este plan incluye posibles cambios  en diferentes unidades con el objetivo de personalizar la atención al paciente y aportarle calma ante su nueva  relación con el sistema sanitario.  Entre ellos se encuentran:

  • Circuito simplificado de llegada a urgencias. El paciente debe tener una primera valoración en menos de diez minutos y, desde Admisión, está acompañado. También se ubica al paciente y la familia en un lugar tranquilo y libre de interferencias ambientales, si lo necesita.
  • Circuito de obtención de muestras en entorno favorable. Cuando u paciente del plan es citado para extracción de analíticas, recibe una carta en su domicilio informándole del circuito que debe realizar.
  • Prioridad en ingresos y realización de pruebas de los pacientes acogidos a este plan frente a otros con la misma gravedad que no lo estén.
  • Interconsultas en Urgencias Pediátricas. Tratarán de agruparse dentro de la misma unidad y el mismo día las consultas del paciente salvo que, por necesidades de material específico, haya que trasladar al paciente.
  • Hospitalización de Pediatría. La planta de pediatría dispone de una habitación individual, preparada para la exposición y uso en pared de los paneles informativos que precise el niño. Está debidamente señalizada con pictogramas y se sitúa cerca del control de enfermería para mayor seguridad.(Disposición de la misma, según ocupación).
  • Radiología. Serán citados a primera hora para tratar de evitar esperas innecesarias y en todo momento estarán acompañados por sus familias o tutores.
  • Intervenciones, pruebas y obtención de muestras que precisan sedación. Cuando el paciente necesite sedación, los familiares7 tutores, acompañarán al paciente antes de ser anestesiado, así como cuando despierte.

Una sanidad accesible para todos

En este programa de Reportajeando hablamos también con los grandes beneficiados de este programa enfermero: los usuarios y sus familias.

Carlos es un joven con síndrome de Down que nos cuenta que, gracias al programa TEAyudamos, viene algo más tranquilo al hospital. Su madre Francisca explica que anteriormente han tenido experiencias muy malas en los hospitales que han hecho que Carlos incluso dejase de hacer actividades que antes le encantaban como irse de campamento.

«A veces, la accesibilidad en un hospital no es poner solo cuatro rampas»

Otras mamás de niños con alteraciones en la comunicación y las relaciones afirman que el trato que reciben estos pacientes depende mucho de la empatía que tenga el profesional que lo atienda. Creen que esto no tendría ser así y que todos los hospitales deberían contar con un programa como éste que genere un protocolo a seguir en este tipo de casos. Para ellos, una espera en una sala de Urgencias llena de gente y con muchos estímulos visuales y sonoros puede convertirse en un gran problema y un gesto tan sencillo como dejar a estos pacientes un lugar más tranquilo para esperar supone un cambio muy positivo para ellos.

TEAyudamos, un programa que pretende abrir puertas y tirar barreras para que las personas con trastornos en las relaciones y comunicación se sientan seguras, comprendidas y debidamente tratadas cuando acuden a un centro sanitario.

Estás viendo:
TEAyudamos: la enfermería que trabaja para integrar

¡Compártelo!