El increíble universo didáctico de la Consulta por Rincones de Salud

El equipo de Reportajeando viaja hasta Mallorca para conocer la “Consulta por Rincones de Salud”, un proyecto ideado por el enfermero Tolo Villalonga que pretende humanizar las consultas de Atención Primaria de pediatría, y que ya se ha puesto en marcha en algunos centros de la isla. Partiendo del método Montessori, este tipo de consulta propone cambiar la disposición habitual, el enfoque y manera de trabajar para así poder cuidar y, al mismo tiempo, educar en salud.

Cuando me puse a buscar información sobre el tema me di cuenta de que no iba a ser una grabación de unas horas, el tema merecía meter bien la cabeza para conocer desde dentro lo que la Consulta por Rincones de Salud supone, a todos los niveles, tanto para los niños y padres como para los propios enfermeros y me atrevo a decir que para el sistema sanitario en general.

“No es decorar la consulta, es cambiar la manera en que tú das  esos consejos y cómo lo haces”

Con esto claro confeccionamos un apretado planning para poder visitar varias consultas en las que se había implantado este tipo de manera de trabajar y, con Tolo con Cicerón, comenzamos la ruta por la isla.

Tolo Villalonga y Ana Fernández en la consulta por rincones del centro de Inca

Pero la primera parada tenía que ser el centro neurálgico: la Gerencia de Atención Primera de Mallorca. Allí conocimos a Clara Vidal, una de las coordinadoras del proyecto y allí es también donde trabaja ahora Tolo, después de dejar su centro de Inca para coordinarlo desde  arriba y que la Consulta por Rincones siga creciendo.

“Las consultas llevaban exactamente igual 30 años pero la sociedad había cambiado”

Y allí, entre dibujos (muchos de ellos creados por él mismo) Tolo nos cuenta que esto surgió porque “las consultas llevaban exactamente igual 30 años pero la sociedad había cambiado” y los usuarios ahora necesitan, más que nunca, la actitud empática de su enfermera. Así que él decidió empezar a hacer cambios desde su pequeño universo: su consulta; y basándose en el Método Montessori, empezó a organizarla en función de diferentes temáticas o áreas de aprendizaje con las que se encontraba cada día: lactancia materna, alimentación, ejercicio físico, higiene, estado emocional del niño…. La materia era la misma, lo que Tolo decidió cambiar fue el enfoque de la consulta para que, además de cuidar al paciente, también se le eduque y que “mire a donde mire reciba un mensaje de salud”.

“Es importante que para el niño la consulta no sea tan hostil”

Después de una larga charla con él, Clara y María Antonia Font, directora de enfermería de Atención Primaria de Mallorca, el concepto nos quedaba claro: la consulta por rincones ofrece a los niños y padres que van a la consulta de pediatría una forma más humana y natural de vivir esa consulta, sin miedos ni agujas a la vista y encima con más eficacia en el mensaje del enfermero al paciente. Pero con un matiz muy importante “No es decorar la consulta, es cambiar la manera en que tú das  esos consejos y cómo lo haces”, algo que Clara quiso dejarnos claro antes de seguir la ruta.

La consulta por rincones en vivo y en directo

Y con la copla bien aprendida nos fuimos a ver con nuestros propios ojos la Consulta por Rincones. La primera de todas, la creó Tolo en Inca y casi casi está como él la dejó. Su sustituta, María Corró, dice que no se atreve a tocarla porque tiene todos los dibujos originales y eso le da un punto muy especial, que a los niños les encanta.

Desde luego “la forma de enfocar la consulta funciona”, eso es lo que nos dice María, porque los niños llegan y no tienen miedo, los enfermeros pueden hablar con los padres y al mismo tiempo evaluar ciertos aspectos motores o de aprendizaje del niño porque ya está interactuando con los juguetes de la consulta, moviéndose, hablando, etc.

“La salud es de todos, es un valor de las personas, no solo los profesionales tenemos el poder de la salud”

Y ésta es otra de las cosas que más gusta a los enfermeros que están implantando este tipo de consulta, que los niños pueden vivirlo como una experiencia y no siempre negativa; aunque aquí se les vacuna y eso, obviamente, no les gusta. Marilén Sansó, enfermera en el Centro de Salud de Son Ferriol, nos cuenta que para ella “es importante que para el niño, la consulta o el hospital no sea tan hostil”, hacía falta “humanizar, darle color, adaptarla a ellos”.  Por eso no dudó en cambiar su consulta de arriba abajo para hacerla más humana.

Nuestra última visita fue al Centro de Salud de Can Pastilla. Mercedes Monteagudo, una de las enfermeras, nos dice que esta debe ser la forma de hacer una consulta de pediatría porque son niños, “no se puede hacer una consulta desde arriba, hay que agacharse” para llegar a ellos.

Áreas que trabaja esta forma de consulta

No solo es importante trabajar el aspecto de la salud, que es esencial, sino que también hay que trabajar otras dimensiones del niño, como la emocional. Gracias al rincón de las emociones, Tolo nos cuenta que los niños pueden decir cómo se sienten y expresar ciertos sentimientos que surgen en la consulta y que muchas veces quedaban sin resolver.

Los Rincones que se han implantado

Para poder estandarizar los espacios de salud de las consultas, se establecieron varios rincones básicos, que todos debían implantar:

  • Presentación
  • Lactancia materna
  • Alimentación
  • Actividad física
  • Emociones

Estos rincones tienen ya unos materiales iguales que se proporcionan desde la Gerencia de AP a todos los enfermeros que realizan la formación y quieren implantar el modelo en su consulta.

Pero no tienen por qué ser los únicos rincones, este tipo de consulta está abierta para añadir rincones de salud a medida que se van detectando necesidades en la población y por propia iniciativa de los enfermeros de las consultas e incluso de los residentes.

De-construir para construir, esta es la máxima

Lo primero que necesitamos es pensar para qué sirve cada elemento de la consulta y redistribuir los ya existentes, quitar algunos e incluir otros nuevos. Hay varios pasos a seguir que, tal y como ellos nos cuentan, podrían resumirse más o menos así.

  • Eliminar lo superfluo
  • Valorar las necesidades educativas en salud más comunes que se abordan durante las consultas
  • Priorizar los objetivos educativos
  • Distribuir las zonas de la consulta en función de las necesidades detectadas. Cada zona asignada la llamamos “rincón de…”.
  • Diseñar los materiales. Ahora que ya están estandarizados, los proporciona la Gerencia de Atención Primaria a los enfermeros que realicen la formación y quieran implantar la consulta.
  • Evaluar la eficacia educativa de los rincones de salud.
  • Cuidar el ambiente y el material periódicamente, actualizándolo si fuese necesario.

Nos fuimos con ganas de más

En total fueron dos días intensos pero muy productivos. Dos días de coche, de entrevistas a enfermeros increíbles, de indagar para intentar conocer a fondo algo que es mucho más que una consulta: es una forma de trabajar, de hacer enfermería, entender al paciente, enseñarle a manejar su enfermedad y a prevenirla.

Son tantas cosas que nos quedamos con ganas de más. Pero nos volvimos con un reportaje bajo el brazo que esperamos sirva para que otros muchos enfermeros implanten este modelo de consulta porque, como nos decía María Antonia Font,  “la salud es de todos, es un valor de las personas, no solo los profesionales tenemos el poder de la salud”.

Estás viendo:
El increíble universo didáctico de la Consulta por Rincones de Salud

¡Compártelo!