Te enseñamos cómo se realiza la micropigmentación mamaria

Aunque banal para algunos la micropigmentación mamaria mejora enormemente la autoestima de las pacientes mastectomizadas y supone para muchas el final del proceso oncológico: la guinda del pastel. "Reportajeando" ha estado con las enfermeras de la unidad de referencia en España para contarte paso a paso cómo se realiza el proceso.

La micropigmentación es una técnica mínimamente invasiva que consiste introducir una serie de pigmentos inorgánicos, de colores terciarios muy semejantes a los de la piel, entre la epidermis y la dermis. Aunque mucha gente confunde la micropigmentación con el tatuaje las técnicas son diferentes, la primera se queda en capas más superficiales de la piel (unos 0,5 milímetros) mientras que el tatuaje llega a la dermis (entre 1 y 2 mm). En el último programa de Reportajeando la enfermera de la Unidad de Micropigmentación del Ramón y Cajal de Madrid nos explica que gracias a las características de esta técnica, con el paso de los años y la evolución de las pieles, se pueden retocar colores y perspectivas, algo que no es posible con el tatuaje.

Las enfermeras realizan un diseño del complejo areola pezón lo más natural posible

Las pacientes que se someten a esta técnica están mastectomizadas parcial o totalmente y sus características son muy variadas, suelen ser pieles patológicas, radiadas, con cicatrices y que, a menudo, recubren prótesis. Por eso todo el proceso de micropigmentación está liderado por enfermería, desde la primera valoración y diagnóstico hasta las revisiones posteriores a la sesión de mircropigmentación.

Para ellas es importante cerrar la etapa

“Es como la guinda al pastel”, nos cuenta Lola al preguntarle qué supone para ella el verse de nuevo con pezón. Es una forma de terminar un proceso “que ha sido muy doloroso”, añade Olga Saceda, la supervisora de la Unidad de Micropigmentación del Ramón y Cajal.

De alguna manera lo que supone la micropigmentación es subir ese último peldaño del largo camino que es el proceso oncológico y proporciona un increíble empujón en la autoestima de estas pacientes. Las enfermeras de la unidad realizan un diseño del complejo areola pezón lo más natural posible precisamente para que todo sea lo más fluido posible. “Se trata de dar armonía”, nos cuenta Azucena Marzo, enfermera de la unidad, porque estas pacientes no necesitan que se haga “nada bonito sino armónico”.

Azucena, enfermera de la Unidad de Micropigmentación del Ramón y Cajal de Madrid le enseña el diseño a la paciente antes de proceder a micropigmentar

Hospital Ramón y Cajal es pionero en España

Desde su creación, en 2010, la Unidad de Micropigmentación del Ramón y Cajal de Madrid ha atendido a casi 2.600 pacientes. Con una media de 350 pacientes al año, este centro ha sido referente para gran parte de los hospitales de la Comunidad de Madrid (enfermeros del Hospital de Getafe, el 12 de Octubre, La Paz, El Clínico y La Zarzuela se han formado aquí) y del resto de  España.

Todo el proceso de micropigmentación está liderado por enfermería

Desde este año, y gracias a la formación de Olga y Azucena, el Hospital de la Cruz Roja de Gijón cuenta con su propia unidad de micropigmentación, que se espera dé cobertura a Asturias y buena parte de los pacientes de la zona norte de España.

Todavía hay pocas unidades como esta

El problema, como tantas otras veces, es que no existen muchas unidades como esta, de hecho, apenas hay. Desde que comienza el proceso y las enfermeras dan el ok a que se realice el tratamiento hasta que las pacientes reciben la cita para micropigmentar puede pasar hasta un año. Estas largas listas de espera hacen que muchas pacientes tengan que acudir directamente a clínicas privadas, donde también se ofrece este tipo de tratamiento desde hace años. Los precios oscilan entre los 300 y los 450€, algo relativamente asequible para algunos pero no alcanzable para el bolsillo de todos.

De ahí que todas pidan que se universalice, porque como dice Olga Saceda, todo el mundo “tiene derecho a tener su areola”.

El cáncer de mama en datos

 El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales y desde 2012 su incidencia se ha incrementado en un 30%. En la actualidad en España se diagnostican alrededor de 32.825 nuevos cánceres de mama al año.

Las tasas de supervivencia son, sin embargo, cada vez mayores: el 90% de las mujeres que han padecido un cáncer de mama siguen vivas al menos 5 años después.

Estas largas listas de espera hacen que muchas pacientes tengan que acudir directamente a clínicas privadas.

Además de las evidentes consecuencias físicas y psicológicas por la pérdida de uno o los dos pechos, también existe un impacto económico. Se estima que estas mujeres tienen que asumir 150€ aproximadamente, al mes, en gastos derivados de la enfermedad.

En Reportajeando te contamos el proceso paso a paso

La sesión dura unos 20 minutos y es completamente indolora. El equipo de Reportajeando hemos tenido la oportunidad de conocer a las dos enfermeras que más saben de micropigmentación en España y nos han contado y hecho una clase práctica de cómo se realiza el proceso. 

Lola, Laura y Cristina son, junto con ellas, las protagonistas de este programa tan especial que esperamos sirva para que se abran más unidades como la del Ramón y Cajal.

 

Estás viendo:
Te enseñamos cómo se realiza la micropigmentación mamaria

¡Compártelo!