En “Reportajeando” nos hemos reinventado para seguir contando historias

Enfermería de calle antes y durante la pandemia; implantes cocleares y la generación EIR del coronavirus. Esta temporada Reportajeando ha tenido que reinventarse para seguir contando historias con alma. Estos han sido los protagonistas del año.

Reportajeando, como cada persona y rincón del planeta, ha tenido que reinventarse para continuar en el juego. Y así lo hemos hecho, para poder seguir contando historias.

Arrancamos la temporada con un punto de vista social. Descubrimos que en Madrid había un equipo de enfermería que se dedicaba a recorrer las calles de la ciudad para dar asistencia a las personas sin hogar con trastorno mental grave. Y así les conocimos a ellos: Arturo, Rober, Javi, Sara, Montse y Nerea. El único equipo en la capital con esta misión, tan compleja como especial.

Volver a entrevistarlos tras el estado de alarma nos puso la carne de gallina

En Madrid cerca de 1.300 personas viven en la calle y muchos de ellos conviven además con la exclusión que suma el trastorno mental. Con estos enfermeros aprendimos que incluso en la mayor de las exclusiones enfermería tiene mucho que hacer y, de hecho, lo hace.

Enfermería que pone sonido a la vida

Para muchos la vida comenzó siendo una película muda. Afortunadamente los avances en la ciencia han hecho verdaderos saltos de gigante en los últimos años y han permitido, por ejemplo, que un implante coclear devuelva el sonido a la vida de muchas personas.

“Te cambia completamente la vida”, dice emocionado Dionisio. Él lleva ya años disfrutando de su día a día con banda sonora gracias a este tipo de implantes. Para él cambió todo, desde el ámbito personal hasta el laboral: los beneficios no tienen precio.

Existen desde 1957 y en España hay varios hospitales que los realizan de manera relativamente frecuente. Para entender por qué la enfermería es importante en todo este proceso nos acercamos al Ramón y Cajal de Madrid. Allí, el equipo de enfermeras de Otorrino, además de hacernos una ruta de lujo por cada eslabón de la cadena nos hicieron entender lo que supone este cambio para un paciente. Tania, Virtu, Fátima, Critina, Mª Ángeles y Belén. Todas ellas son enfermeras, cada una en una parte diferente del proceso, desde el screaning inicial hasta quirófano. Y sin ellas, nada de esto sería posible.

Qué pasará con los EIR de la pandemia

Los residentes de enfermería de este año están marcados por la crisis sanitaria. Son lo que ya se denomina “la generación EIR de la pandemia”. Todo empezó en marzo, cuando el proceso de formación sanitaria especializada se paralizó. A partir de entonces todo ha sido un baile de fechas, informaciones contrapuestas y mucha incertidumbre. Pero ya tienen su plaza y, si todo va bien, en septiembre podrán empezar su tan ansiada residencia.

Días antes de la elección de plaza, que por cierto este año ha sido 100% telemática, hablamos con tutores, responsables de formación, residentes de segundo año y con dos futuras EIR. Este ha sido el resultado.

El increíble trabajo de los enfermeros de calle durante la pandemia

No es común entrevistar a un mismo equipo con menos de un año de diferencia pero, en este caso, la ocasión merecía la pena. Y vaya que si la merecía.

Los seis enfermeros del Equipo de Calle de Salud Mental (no estaba Nerea pero el equipo tiene un nuevo fichaje: Icíar), ECASAM,  vivieron la pandemia junto a los más vulnerables de la sociedad. Volver a entrevistarlos tras el estado de alarma nos puso la carne de gallina cuando nos contaban cómo el aislamiento que ya tenían los sin techo fue su mejor vacuna para esquivar la COVID-19.

Cuando todos nos confinamos, porque teníamos la suerte de tener casa, cientos de personas se quedaron en las desiertas calles de Madrid.

Este equipo de calle y su increíble trabajo durante la pandemia ha sido el broche para una temporada de Reportajeando diferente, en la que, como todos, hemos tenido que reinventarnos.

 

Estás viendo:
En “Reportajeando” nos hemos reinventado para seguir contando historias

¡Compártelo!