Sanidad publica la hoja de ruta para el abordaje de la fragilidad

Sanidad publica la hoja de ruta para el abordaje de la fragilidad

fragilidad mayores
Sanidad publica la actualización del documento de consenso sobre prevención de la fragilidad en la persona mayor. Propone captar a la población mayor de 70 años con sospecha de fragilidad, para su inclusión en un programa de detección precoz, y así realizar un Plan de Intervención individualizado, vinculado a recursos comunitarios y centrado en programas de ejercicio físico multicomponente, recomendaciones nutricionales y revisión de la medicación.

La fragilidad se define como un deterioro progresivo relacionado con la edad de los sistemas fisiológicos que provoca una disminución de las reservas de la capacidad intrínseca. Esto confiere una mayor vulnerabilidad a los factores de estrés y aumenta el riesgo de una serie de resultados sanitarios adversos. Es un buen predictor de eventos adversos, relacionados con la discapacidad y dependencia, debido a la alteración de la capacidad funcional. Su evolución depende de factores modificables y, por lo tanto, es susceptible de ser prevenible, detectable y tratable para ofrecer a nuestros mayores un envejecimiento activo y saludable.

El Ministerio de Sanidad acaba de publicar la Actualización del Documento de Consenso sobre Prevención de la Fragilidad en la Persona Mayor (2022). Ha sido aprobada por la Comisión de Salud Pública y no se actualizaba desde el año 2014.

España, con una de las esperanzas de vida más altas del mundo, tiene una población muy alta mayor de sesenta y cinco años, lo que multiplica la necesidad de recursos y medios. El objetivo principal de este documento es conseguir que aumente la longevidad acompañada de buena salud, por lo que propone que se trabaje sobre esta transición vital, para que se pueda desarrollar de forma activa y saludable, disminuyendo los procesos de dependencia o discapacidad, actuando sobre los entornos y los factores modificables como la fragilidad.

Proyecciones de la pirámide poblacional para España de 2018 a 2068

Ganar en salud, mantenerse activo y evitar caídas

De hecho, la fragilidad en España, tiene una prevalencia estimada del 18% en las personas de 65 años o más, siendo del 12% a nivel comunitario y de un 45% en atención sanitaria.

Acciones

Entre las acciones que promueve la actualización del plan se encuentran:

  • Convertir la fragilidad en una prioridad de salud pública
  • Promocionar el abordaje de la fragilidad a nivel poblacional (incluyendo su prevención, detección precoz poblacional y vigilancia/monitorización)
  • Manejar la fragilidad a nivel individual
  • Establecer y mejorar de manera continuada un modelo integrado y coordinado de cuidado que aborde la fragilidad.
  • Facilitar de manera sostenible la formación de profesionales en fragilidad y envejecimiento
  • Fortalecer la capacidad de investigación en envejecimiento y fragilidad

Algoritmo de abordaje de la fragilidad

Cuidados y fragilidad

La Frailty Prevention Approach1 (FPA) y la Estrategia para el Abordaje de la Cronicidad en el SNS8 , sobre el modelo de cuidados integrados en las personas mayores promueven la evaluación y mejora en términos de capacidad funcional y otros resultados de salud relevantes para las personas mayores. También identificar buenas prácticas en lo referente a modelos de cuidados integrados con resultados positivos y favorecer su transferencia; fomentar el pilotaje de estrategias o modelos integrados de cuidado nuevos, basados en el FPA1; incentivar medidas de coordinación entre los distintos ámbitos (sanitario, servicios sociales, comunitario) con el fin de garantizar y fortalecer la continuidad en el manejo de la fragilidad y en las transiciones entre niveles asistenciales.

Estás viendo:
Sanidad publica la hoja de ruta para el abordaje de la fragilidad

¡Compártelo!