Cómo hacer un correcto aislamiento domiciliario para cuidarte y cuidar a los demás

En España miles de casos leves de COVID-19 están realizando un aislamiento domiciliario. De su eficacia depende en parte frenar la segunda oleada, por eso es importante despejar dudas y bulos. En este post te contamos paso a paso qué tienes que tener en tu casa, cómo debe ser la habitación, cómo desinfectar y lavar la ropa o qué materiales y precauciones tienes que tomar para interactuar con el resto de personas que viven en la casa.

Aunque pueda parecerlo, realizar un correcto aislamiento domiciliario no es misión imposible. Solo tenemos que tener en cuenta las medidas de precaución, prevención y desinfección para cuidarnos a nosotros y también cuidar a los demás. Con estos tips de aislamiento domiciliario para casos leves de COVID-19 podréis afrontar la cuarentena con máxima responsabilidad y seguridad.

El 81,2% de los casos confirmados son leves y pueden permanecer en el domicilio

Según los datos publicados por el Ministerio de Sanidad, desde el inicio de la pandemia solo el 18,8% de los casos positivos en Covid 19 son hospitalizados. Esto quiere decir que la gran mayoría (el 81,2%) de los casos confirmados son leves y, por lo tanto, pueden permanecer en el domicilio para realizar el aislamiento sin necesidad de ingreso. Los datos demuestran que cada vez hay más personas en esta situación, ya que en el pico de la pandemia solo requería el aislamiento domiciliario cerca de un 46% de los casos conocidos y confirmados. Para estas miles de personas afectadas por Covid 19 y sus familiares que hoy tienen que realizar el aislamiento domiciliario está destinado este post.

Por qué es importante realizar un correcto aislamiento domiciliario

El aislamiento domiciliario es crucial a la hora de controlar y minimizar contagios por eso es muy importante realizarlo durante los 10 días que marcan los protocolos (cuarentena establecida para coronavirus y actualizada por el Ministerio de Sanidad el 22 de septiembre 2020) y siguiendo todos los pasos de uso de espacios, medidas de prevención y desinfección. La realización de un correcto aislamiento domiciliario es fundamental para frenar la curva.

Solo el 18,8% de los casos positivos son hospitalizados

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que no basta con quedarnos en casa durante los 10 días. El aislamiento domiciliario implica muy directamente a las personas que conviven en la misma vivienda, por eso todo el procedimiento está enfocado tanto a los propios afectados como a la persona cuidadora y resto de convivientes.

Hay que tener una habitación propia

Hay que intentar, en la medida de lo posible, que la persona contagiada tenga una habitación propia, salir solamente para lo estrictamente necesario y que la puerta esté siempre cerrada. Dentro de ella debe tener:

  • Móvil
  • Productos para la higiene de manos
  • Pañuelos
  • Mascarillas
  • Cubo de basura preferiblemente con pedal. Dentro habrá una bolsa de plástico,  en la que la persona afectada depositará pañuelos u otros productos de desecho. Para tirar la bolsa es necesario introducir esta bolsa en una segunda bolsa y anudarla antes de llevarla a la basura general de la casa. 
Habitación propia para aislamiento domiciliario para casos leves de COVID-19

Baño de uso exclusivo siempre que sea posible

Lo perfecto sería que la persona afectada tuviera un baño de uso exclusivo, de esta manera nos aseguraríamos de que el resto de personas que viven en la casa no tienen acceso directo a las zonas contaminadas. 

En cualquier caso deberá llevarse a cabo una desinfección con agua y lejía (solución de 20ml por cada litro de agua).

La desinfección de zonas comunes deberá realizarse con agua y lejía

Si por las condiciones de la vivienda es imposible tener un baño propio es imprescindible que cada vez que la persona afectada haga uso de él se desinfecte el baño. Debe hacerse con la misma solución de agua y lejía anteriormente citada. 

Normas básicas para el uso de zonas comunes

A veces es inevitable el uso de ciertas zonas comunes en la casa, como el salón, algún pasillo o ciertas puertas. Una vez que la persona infectada por coronavirus sale de la habitación siempre debe:

  • Llevar la mascarilla
  • Respetar la distancia de seguridad de más de 2 metros con el resto de personas que viven en la casa. 

Además es importante ventilar todos los días la casa y no compartir utensilios como platos, cepillos o vasos.

Las zonas de mayor interacción, como los pomos de las puertas, por ejemplo, deben desinfectarse a menudo. 

Cómo lavar la ropa y los platos

Durante estos días de aislamiento domiciliario se incrementará la frecuencia de las lavadoras, no pasa nada, es algo normal y recomendable. 

Lo que tenemos que tener claro es que todo lo que haya estado en contacto con la persona afectada (ropa, sábanas, toallas o otros productos textiles) debe meterse en una bolsa de plástico para llevarla a la lavadora. La persona que ponga la lavadora intentará no tocar directamente la ropa con las manos y, una vez introducida en la lavadora, tirará la bolsa de plástico y realizará un correcto lavado de manos (siguiendo los protocolos)

La ropa deberá lavarse en programa caliente, entre 60º y 90º. 

Lavar la ropa, toallas y sábanas siempre a altas temperaturas

Para lavar los platos y utensilios de cocina puedes hacerlo a mano con agua caliente o utilizando el lavavajillas

Realizar un correcto lavado de vajilla, cubiertos y otros utensilios

Recomendaciones para la persona cuidadora

En ocasiones la persona afectada por COVID-19, aunque sea un caso leve, necesita determinados cuidados. Para esta persona cuidadora y también para el resto de integrantes de la casa que puedan tener algún tipo de interacción con el enfermo hay que tener en cuenta dos importantes aspectos:

  • La persona cuidadora no debe tener factores de riesgo; y debe estar especialmente vigilante ante posibles síntomas. 
  • Siempre debe llevar mascarilla cuando esté en contacto con el paciente
  • Siempre debe llevar guantes para el contacto con secreciones
  • Después del contacto debe realizar un correcto lavado de manos (incluso aunque el contacto se haya realizado con guantes)

Otras cuestiones que no debemos olvidar

  • Si notas empeoramiento ponte en contacto con tu centro de salud o llama al 112. 
  • No rompas la cuarentena 10 días. Cada salida de casa es un reinicio del contador.
Estás viendo:
Cómo hacer un correcto aislamiento domiciliario para cuidarte y cuidar a los demás

¡Compártelo!