Cierre encubierto de las urgencias nocturnas de Olite

SATSE exige respaldo jurídico para que una enfermera pueda atender en solitario las urgencias nocturnas de Olite.

La decisión de mantener, solamente de uno a tres meses, únicamente a una enfermera y un celador de 20h a 8h en el centro de salud, sin especificar qué funciones y condiciones van a tener – excepto, tal y como indicó la Dirección de Atención Primaria, la función del celador de “protección” a la enfermera – solo es un parche para pasar el corte de las elecciones autonómicas y una forma improvisada y chapucera de proceder.

El Sindicato de Enfermería en Navarra pide que se establezcan claramente cuáles son las funciones de estos profesionales y cómo se va a cubrir la falta de un equipo asistencial completo ante urgencias vitales. Como ha ratificado la secretaria autonómica de SATSE Navarra Mari José Algarra:

“Las profesionales de Enfermería están, sin duda alguna, capacitadas para atender un servicio de urgencias como así venimos demostrado desde hace tiempo.”

SATSE afirma: “Ni la enfermera necesita un celador que le proteja ni un celador es un guardia de seguridad”. Además, ha denunciado  en Comisión de Personal que el hecho de mantener a una enfermera y a un celador durante las 12 horas del turno de noche no sólo va contra el “Acuerdo de Atención Primaria”, sino también por la falta de un equipo sanitario al completo que esté compuesto por profesionales de medicina y de enfermería, que es el caso idóneo para atender el tipo de urgencias vitales comunes en el horario nocturno. Desde la asesoría jurídica del sindicato se va a vigilar que la profesional de Enfermería que esté esas doce horas no ejecute funciones que no estén dentro de sus competencias profesionales y para las que no tenga amparo jurídico.

Estás viendo:
Cierre encubierto de las urgencias nocturnas de Olite

¡Compártelo!