Cómo surfear esta ola de calor

La primera semana de verano dejará temperaturas superiores a los 42ºC en la península. Usar ropa ligera, beber líquidos no azucarados y sin cafeína o evitar las horas centrales del día son algunas de las recomendaciones más importantes a tener en cuenta para surfear la ola de calor sin que nuestra salud se resienta.

 Este año el verano ha llegado por la puerta grande y con todas las consecuencias. Justo cuando estábamos disfrutando de ese famoso día más largo del año (el solsticio de verano) las previsiones nos avanzaban una semana de lo más calentita: ascenso olímpico de las temperaturas y máximas de hasta 42ºC en los valles del Ebro, Tajo, Guadiana y Guadalquivir.

Hay ciertos trucos que podemos llevar a la práctica para surfear la ola de calor con éxito

A esta ola de calor se une además que la primavera ha sido más seca de lo habitual y nuestros pantanos están al 50%, mucho más bajos que el año pasado por estas fechas.

La Aemet anunciaba hace unos días que “este ascenso térmico es debido a la entrada de aire muy cálido de origen africano”, una razón que ya todos nos sabemos porque se repite cada año. Además, han señalado que se “superarán los 35 ºC en amplias zonas del interior peninsular”. De momento no podemos cambiar las predicciones y aunque la mejor de las medicinas es pasar estos días a orilla del mar, sí hay ciertos trucos que podemos llevar a la práctica para surfear la ola de calor con éxito.

Recomendaciones prácticas que no debes olvidar

 Cada año se repiten pero no por ello son menos verídicas. Hay ciertas recomendaciones prácticas y trucos, sencillos pero eficaces, que pueden ayudarnos a sobrevivir a las altas temperaturas sin que nuestra salud se resienta:

  1. La botella de agua siempre en el bolso. Es importante beber agua o líquidos con frecuencia, aunque no tengamos sed y con independencia de la actividad física que realicemos.
  2.  o grandes cantidades de azúcar. Aunque no lo creamos estas bebidas pueden hacer perder más líquido corporal.
  3. Prestar especial atención a bebés y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación, como las patologías cardíacas.
  4. Buscar la sombrita. Permanecer el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados.
  5. Mediodía y hora de la siesta en casa. Reducir la actividad física y evitar practicar deportes al aire libre en las horas más calurosas (de 12.00 a 17.00).
  6. Usar ropa ligera, holgada y que deje transpirar. Esto es un must y suele ser el punto que más llevamos a la práctica.
  7. Nunca dejar a ninguna persona en un vehículo estacionado y cerrado (especialmente a niños, ancianos o enfermos crónicos).
  8. Consultar a su médico ante síntomas que se prolonguen más de una hora y que puedan estar relacionados con las altas temperaturas.
  9. Cuidado con las medicinas. Mantenerlas en un lugar fresco; el calor puede alterar su composición y sus efectos.
  10. Fuera comidas pesadas. Hacer comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos, etc.).

Aunque no está directamente ligada a la ola de calor, la protección solar en esta época del año es más importante que nunca, incluso cuando está nublado. El uso de gorros y sombreros es siempre un plus que nos evitará más de un sofoco. Para resolver dudas sobre los consejos para combatir las altas temperaturas se recomienda acudir a la consulta de enfermería de atención primaria. 

El Ministerio activa el plan para combatir las altas temperaturas

Como cada año Sanidad  ha lanzado ya el Plan Nacional de Acciones Preventivas contra los Efectos del Exceso de Temperaturas sobre la Salud, que permanecerá activado hasta el 15 de septiembre.

 El objetivo es prevenir y mitigar los efectos negativos que el calor excesivo puede tener sobre la salud de los ciudadanos, especialmente en los grupos de riesgo o más vulnerables, tales como personas mayores, mujeres gestantes, niños y enfermos crónicos, así como en las personas que trabajan o realizan esfuerzos al aire libre.

Según este plan, se establecen tres niveles de riesgo:

  • Nivel 0 o verde. Ausencia de riesgo.
  • Nivel 1 o amarillo. Bajo riesgo.
  • Nivel 2 o naranja. Riesgo medio.
  • Nivel 3 o rojo. Alto riesgo.

Además, los ciudadanos que quieran tener toda la información podrán suscribirse a la newsletter diaria del Ministerio y podrán recibir cada día in email o sms con las predicciones de temperaturas.

El cambio climático tiene mucho que ver

En los 30 años más recientes, la temperatura media de las capitales de provincia españolas se ha elevado prácticamente 1ºC. En Ciudad Real, por ejemplo, el aumento es de 3,5º.

Las cifras nos lo dicen todos los días pero solo los jóvenes parecen entender su significado. Ya en el mes de marzo y capitaneados por la sueca Greta Thunberg miles de jóvenes salieron a las calles para decir bien alto que tenemos que hacer algo. Y los actos, campañas informativas, de recogidas de firmas (como la reciente iniciativa para salvar Madrid Central) no han dejado de sucederse.

El pasado fin de semana, por ejemplo, se presentaba una iniciativa de Greenpeace apoyada por numerosos rostros conocidos para salvar los océanos. El objetivo es exigir a los gobiernos la aprobación de un Tratado Global de los Océanos en Naciones Unidas.

Estás viendo:
Cómo surfear esta ola de calor

¡Compártelo!