Todo lo que debes saber sobre los tests de diagnóstico de COVID-19

La prueba es nuestra ventana a la pandemia y cómo se está propagando. Sin pruebas no tenemos forma de entender la pandemia. Para el diagnóstico de COVID 19, en el mundo, se están utilizando diferentes tipos de pruebas, que se suman a las clínicas. La PCR, que responde a las siglas en inglés de `Reacción en Cadena de la Polimerasa’ y los tests serológicos, rápidos o de laboratorio.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha insistido en que si se quiere contener la pandemia de COVID 19 es necesario conocer quiénes están infectados con la enfermedad, porque sólo así conseguiremos aislarlos y evitar su propagación. Ahora te contamos todo lo que debes saber sobre los tests de diagnóstico de COVID-19. Sin ellos, estamos ciegos ante esta enfermedad.

En España la gran mayoría de positivos en coronavirus se ha diagnosticado a través de la PCR, una técnica que dificulta la rápidez en la detección del virus y por tanto en evitar su propagación, aunque es verdad que se trata de la prueba más fiable.

Inmaculada Casas, viróloga del Área de Virología del Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y miembro del Comité Científico Técnico del Coronavirus, explica las diferencias entre ambas técnicas, y señala la importancia de poder contar con herramientas más ágiles para impulsar el diagnóstico de la enfermedad.

Tras establecer sus principales diferencias que básicamente se centra en dos aspectos: la rapidez del diagnostico y la fiabilidad en el mismo, vamos a analizar cada una de las pruebas.

¿Qué es la PCR?

La PCRs se basa en las características de estabilidad al calor de una enzima polimerasa. Este hallazgo y posterior aplicación mereció el Premio Nobel de Medicina, concedido a Kari Mullis y Michael Smith en 1993. Esta prueba es de uso común y rutinario en los laboratorios de Microbiología de hospitales, centros de investigación y universidades.

Mediante esta técnica se localiza y amplifica un fragmento de material genético.  En el caso del coronavirus es una molécula de ARN.

¿Cuándo es positiva o negativa?

Según explica Inmaculada Casas, si tras el análisis en un laboratorio de una muestra respiratoria de una persona sospechosa de estar infectada, la prueba detecta ARN del virus, el resultado es positivo y se confirma que está infectada por el coronavirus SARS-CoV-2.Si la técnica de PCR no detecta el material genético del virus, la persona no estaría infectada.

En ocasiones, cuando hay una sospecha clínica importante, se debe realizar otra prueba para asegurar que el paciente no está infectado por el virus. En muchos casos, lo hemos visto con la vicepresidenta del Gobierno, ha sido necesario este segundo test.

Otros campos prácticos de la PCR

La PCR ha sido el fundamento de varias revoluciones en campos prácticos. Es el caso de la identificación del origen de muestras de sangre o saliva, y la secuenciación de genes humanos o de otros organismos. La secuenciación genética era hasta entonces un proceso muy complicado, aplicable sólo cuando se podían obtener de manera natural muchas copias del mismo ADN.

La PCR convirtió en una rutina la investigación de la secuencia genética. Esta prueba ha permitido la lectura completa del genoma humano. La técnica ha permitido también investigar la filogenia (historia evolutiva) comparando las secuencias genéticas.

Ventajas y desventajas de la PCR

La PCR presenta cierto grado de complejidad, por lo que necesita personal entrenado y preparado para su realización. Tiene unas características básicas que son:

  • Alta especificidad, ya que puede diferenciar entre dos microorganismos muy cercanos evolutivamente;
  • Alta sensibilidad, ya que puede detectar cantidades de 20 copias/ml, o incluso menos, de material genético viral.
  • Es precoz porque se detecta virus en las primeras fases de la infección respiratoria.

Las PCR son pruebas más fiables por lo que el Ministerio tiene previsto aumentar su producción a todos los niveles.

¿Qué son los tests rápidos?

A diferencia de la PCR, los tests rápidos no identifican el ARN del virus, sino que detectan, o bien anticuerpos producidos frente al virus utilizando una muestra de sangre, que es otra manera de conocer si el paciente está o ha estado infectado, o bien proteínas del virus presentes en las muestras respiratorias de exudado nasofaríngeo. Es decir:

  • De antígenos. Localizan si la infección está activa. Según explica la SEIMC en un documento de recomendaciones su baja fiabilidad no los hacen aconsejables para ser introducidos en rutinas diagnósticas.
  • Serológicos. Permiten comprobar la presencia de anticuerpos en la sangre y que, por tanto, pueden determinar si una persona ha sufrido la enfermedad incluso después de pasarla. De acuerdo a la guía del Ministerio de Sanidad las muestras recomendadas para el diagnóstico por test serológico son de sangre obtenida por extracción de sangre vía venosa periférica o por digitopunción con lanceta. Estos tests buscan:
    • IGG. Es el tipo de anticuerpo que más abunda en el cuerpo. Se encuentra en la sangre y en otros fluidos, y brinda protección contra las infecciones bacterianas y víricas. La IgG puede tardar un tiempo en formarse después de una infección o vacunación.
    • IGM. Se encuentra principalmente en la sangre. Este es el primer anticuerpo que fabrica el cuerpo para combatir una nueva infección.

De acuerdo a la guía del Ministerio de Sanidad las muestras recomendadas para el diagnóstico por test serológico son de sangre obtenida por extracción de sangre vía venosa periférica o por digitopunción con lanceta. Estos últimos test serólogicos, apuntan los expertos, son los que permiten dilucidar, a través de muestras amplias de la población, si, como se sospecha, decenas de miles, quizás centenares de miles de españoles, ya han pasado la enfermedad. Finalizada la primera fase, ya se han conocido los primeros datos del estudio de seroprevalencia: el 5 por ciento de la población se habría contagiado de coronavirus.

Ventajas y desventajas de los tests rápidos

Su principal ventaja es la rapidez. Estos tests de diagnóstico rápido se basan en una inmunocromatografía en papel, es decir, una plataforma que tiene ‘pegados’ las proteínas del virus para detectar anticuerpos específicos para detectar las proteínas del virus. Su funcionamiento es similar al de los test de embarazo.

El problema de algunos de ellos es su sensibilidad. En un artículo publicado este domingo por la Universidad de Oxford, Sir John Bell, asesor del Gobierno británico, ha destacado que en el estudio realizado se ve muchos falsos negativos y también falsos positivos.

Sensibilidad y especificidad

La Sociedad Española de Medicina de Laboratorio (SEQC) señala en este artículo que estos tests requieren “un proceso más lento” para su desarrollo, un tiempo que no han tenido. Recuerdan que la secuencia de su genoma se publicó a mediados de enero, por tanto tenemos pruebas rápidas de primera generación y no del todo afinadas.

En este momento la sensibilidad de los tests serológicos es más alta que la de antígenos. Los primeros cuentan con una sensibilidad de en torno al 75% y una especificidad muy alta, por encima del 95%.

¿Cuántos tests?

Our Word in Data publica el número de tests actualizado con 58 países en estudio. La última referencia es del 14 de mayo 2020. El registro de tests, nos da una idea de las cifras tests por  países. A mediados de mayo, España había realizado 8,4 por caso confirmado. 41.05 por cada mil personas; 1.919.411 en total (al 14 de mayo de 2020).

Según este estudio, los países que más tests han realizado por 1.000 habitantes son Islandia, Estonia, Italia, España y Noruega, entre los recogidos en esta tabla.

La prueba es nuestra ventana a la pandemia y cómo se está propagando. Sin pruebas no tenemos forma de entender la pandemia. Es una de nuestras herramientas más importantes en la lucha para frenar y reducir la propagación y el impacto del virus. Las pruebas nos permiten identificar a las personas infectadas, guiando el tratamiento que reciben.

Estás viendo:
Todo lo que debes saber sobre los tests de diagnóstico de COVID-19

¡Compártelo!