Fisioterapia y robótica: el primer exoesqueleto infantil es 'Made in Spain'

Fisioterapia y robótica: el primer exoesqueleto infantil es ‘Made in Spain’

El primer exoesqueleto pediátrico del mundo es 'made in Spain' y, tras muchos años de investigación, acaba de recibir la autorización final que permitirá llevarlo a hospitales y clínicas de rehabilitación. Una tecnología registrada por el CSIC en la que ha participado María Fernanda Jorge Silverio, fisioterapeuta. Ella nos contó su proyecto de investigación cuando aún era un prototipo en el que además de ciencia y trabajo, se volcó una gran ilusión. Todo por hacer realidad el sueño de los niños y niñas a los que atendía: estar de pie y caminar.

El dispositivo robótico ATLAS 2030, diseñado para ayudar a caminar a niños que sufren atrofia muscular espinal y parálisis cerebral, acaba de recibir el marcado CE de la Agencia del Medicamento y el Producto Sanitario. Este distintivo permitirá su distribución comercial internacional en hospitales y clínicas de rehabilitación.

Pero este proyecto no ha sido fácil. Comenzó en 2016 de la mano de la Unidad de Neurodesarrollo de Neurología Infantil del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid; el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); la empresa tecnológica Marsi Bionics, el Centro de Intervención Global y Aprendizajes Tempranos, Atención Temprana a Domicilio (CIGAT), y la Fundación Mutua Madrileña a través de una de sus ayudas anuales a la investigación.

Trabajo multidisciplinar

Ha tenido un larguísimo camino en el que el trabajo multidisciplinar ha podido vencer todas las barreras que surgían en el camino. La cooperación entre la fisioterapia y la ingeniería robótica ha logrado encontrar y aunar los elementos necesarios para elaborar un prototipo de exoesqueleto que permita a los niños con Atrofia Muscular Espinal (AME) ponerse de pie, andar y realizar diversas actividades que les motiven a incrementar su actividad física. María Fernanda Jorge Silverio, fisioterapeuta y directora del CIGAT, contaba así en 2018 parte del trabajo.

Una vez logrado el objetivo de que el exoesqueleto permitiera la postura y marcha deseada, desde la fisioterapia se ha trabajado integrando las diferentes herramientas de trabajo con las que cuenta la profesional para proponer las mejores actividades, que incrementen la motivación, la tolerancia a la frustración y permitan el empoderamiento de los niños hacia nuevas experiencias.

La integración de los conocimientos en ambas disciplinas ha permitido proporcionar nuevas experiencias a nivel sensorial, propioceptivo, manipulativo, emocional y social. Todos los elementos de ergonomía necesarios para que el niño pueda mantenerse de pie en la estructura del prototipo y los diferentes segmentos corporales del niño puedan mantener una correcta alineación y simetría. Eso requirió de un testeo permanente.

Hoy es una realidad que ha contado con la suma de todos los implicados, incluidas las familias y los niños. De ellos ha llegado el mejor reconocimiento y aprendizaje.

Exoesqueleto pediátrico

El modelo ATLAS 2030 es un exoesqueleto de marcha de tipo THKAFO, que sustenta al niño desde el tronco hasta los pies. No requiere control torácico y se le puede añadir un sistema de sujeción de cabeza.

El exoesqueleto está compuesto por 8 articulaciones activas que aportan movilidad total en todas las direcciones. Las dimensiones del dispositivo son fácilmente ajustables al crecimiento del niño. Se coloca fácilmente en 5 minutos. Va acompañado de un marco auxiliar que se puede acoplar al exoesqueleto para garantizar la seguridad del paciente y aportar al niño la sensación de caminar por sí mismo. Facilita al terapeuta la posibilidad de interactuar con el paciente cara a cara, sin necesidad de mantenerse detrás sujetándolo. El exoesqueleto interpreta la intención de movimiento del paciente de forma no invasiva y responde a esta intención en cada paso. También puede trabajarse de forma pasiva, generando un patrón de marcha específico para cada paciente. Incluye baterías extra.

Está dirigido a niños de edad comprendida entre los 4 y los 10 años de edad, con las siguientes patologías: lesión medular hasta C4; parálisis Cerebral; atrofia Muscular; distrofia muscular; miopatías; otras enfermedades neuromusculares que causan debilidad global progresiva.

Estás viendo:
Fisioterapia y robótica: el primer exoesqueleto infantil es ‘Made in Spain’

¡Compártelo!