Los fisioterapeutas ya están viviendo en sus consultas las consecuencias del confinamiento

Las personas mayores y quienes no habían teletrabajado nunca están siendo los grandes afectados por las consecuencias físicas del confinamiento. Además de estos dos colectivos, los fisioterapeutas están tratando también a pacientes neuromusculares graves que han superado la peor parte de la Covid-19. Te damos las claves de fisioterapia para combatir las consecuencias del confinamiento.

Sabíamos que el confinamiento podía tener sus consecuencias y no ha hecho falta terminar la desescalada para empezar a constatarlo. Los fisioterapeutas, por ejemplo, ya están viviendo los efectos del sedentarismo y el teletrabajo en los pacientes que están acudiendo a sus consultas.

“La gente mayor está muy débil. Muchos han dejado de caminar»

A pesar de haber tenido que echar el cierre y sufrir fuertemente los ERTEs, muchas clínicas de fisioterapia ya han podido volver a abrir sus puertas. En Madrid, entre el 40% y el 50% de ellas ya están funcionando. Los primeros pacientes en pedir cita, cuentan los fisioterapeutas, son aquellos que tuvieron que frenar su tratamiento por no ser urgente y personas que tras el confinamiento necesitan asistencia de fisioterapia. Los colectivos más afectados: las personas mayores y los jóvenes que no estaban acostumbrados al teletrabajo; pero también están teniendo pacientes Covid, sobre todo para tratar debilidad extrema y daños neuromusculares.

Los mayores son los grandes damnificados del confinamiento

Uno de los efectos colaterales del coronavirus que ya se está constatando en las consultas de fisioterapia es el sedentarismo.  Se ve con frecuencia en los jóvenes, muy asociado al trabajo desde casa, pero el colectivo más afectado son los mayores.  “La gente mayor está muy débil”, nos cuenta Pablo Herrera, vicedecano del Colegio de Fisioterapeutas de Madrid. Tanto para los que estaban en residencias como para los que vivían en su propia casa, este parón de dos meses ha hecho mella en sus cuerpos. “Muchos han dejado de caminar, por ejemplo”, comenta Pablo; y es que para las personas mayores y con algún tipo de deterioro muscular, cognitivo o incluso teniendo una buena salud, dejar de moverse y caminar tanto tiempo puede suponer no hacerlo nunca más.

 Los fisioterapeutas españoles están teniendo ya pacientes que han vivido en sus carnes la Covid-19

Los tratamientos urgentes, cirugías, ictus y pacientes respiratorios no se han frenado durante las peores semanas de crisis pero los tratamientos de muchas personas mayores sí y “ahí nos hemos encontrado que a la vuelta había un retroceso y ahora toca otra vez volver a la actividad”.

Los fisioterapeutas ya están tratando a pacientes recuperados de Covid

Además de los mayores, las lesiones por teletrabajo o caídas de esos primeros días de desescalada, los fisioterapeutas españoles están teniendo ya pacientes que han vivido en sus carnes la Covid-19.

“No solo tienen secuelas respiratorias”. Pablo Herrera asegura que en Madrid se está viendo a pacientes neuromusculares graves, que aunque ya han superado la peor parte de la enfermedad necesitan fisioterapia con mucha frecuencia.

Y se espera que cada vez sean más, porque las secuelas en quienes han padecido la enfermedad son muchas, muy variadas y en muchos casos de lenta recuperación.

Los trucos para combatir las consecuencias de trabajar desde casa

La realidad ha cambiado y tenemos que tener las herramientas para combatir los posibles efectos negativos del teletrabajo, eso es todo. Para el trabajo desde casa, como recomiendan llamarlo los psicólogos, las micropausas son uno de los grandes aliados. “En la oficina hay muchas más distracciones involuntarias que a veces en casa no tenemos” y eso, puntualiza Pablo Herrera, hace que podamos pasar más horas sin movernos. En una entrevista a Sandra Gómez, de la Clínica Fisioespecialistas, hecha en pleno confinamiento, ella misma nos hacía una clase práctica de los estiramientos que todos y todas podemos hacer en casa. Con apenas 5 minutos podemos relajar la zona lumbar y cervical y evitar las sobrecargas que puede conllevar el trabajo en casa.

En este programa de Pulp Fisio, Sandra nos daba además algunas claves para montar la oficina en casa de una manera sencilla y castigando lo menos posible nuestro cuerpo.

El teletrabajo se dispara y crea una realidad diferente

Con el confinamiento nos dimos cuenta de que el teletrabajo era más factible de lo que muchas personas y empresas podían pensar. Así que lo mejor es interiorizar bien todos los consejos y ejercicios para que nuestro cuerpo y nuestra mente se resienta lo menos posible porque el teletrabajo ha creado una realidad diferente.

En 2019 solo el 4,8% de los ocupados utilizaban esta fórmula de manera habitual cuando, en realidad, más del 22% de ellos tenían unas condiciones de trabajo que hubieran podido permitirlo. Pero llegó una pandemia, y lo cambió todo.  Ahora, con la experiencia del confinamiento, hemos llegado nada más y nada menos que al 34% de personas teletrabajando. En muchos casos ha sido por fuerza mayor pero para otras muchas empresas el trabajo a distancia ha llegado para quedarse.

Con apenas 5 minutos podemos relajar la zona lumbar y cervical y evitar las sobrecargas

ING, por ejemplo, anunciaba hace escasos días la implantación del teletrabajo 100% libre a partir del 1 de septiembre. Aunque era algo que llevaba meses gestándose, con esta medida, la multinacional se convierte en la primera gran empresa que acelera la implantación del teletrabajo tras el coronavirus. Una prueba más de que esta nueva modalidad ya no es un espejismo, al menos en las grandes empresas.

Estás viendo:
Los fisioterapeutas ya están viviendo en sus consultas las consecuencias del confinamiento

¡Compártelo!