Hemovigilancia, la enfermería que controla la sangre

La hemovigilancia es un territorio mayoritariamente enfermero y en este programa de Enfermería Visible vamos a conocerlo en profundidad gracias a Marisa González, una enfermera del Centro de Transfusión de Madrid.

La hemovigilancia es un sistema para la detección, el registro y  el análisis de la información relativa a los posibles efectos adversos e incidentes de la transfusión sanguínea. La hemovigilancia está presente en las siguientes fases:

  • La selección de donantes
  • La extracción de sangre
  • El procesamiento y fraccionamiento de los hemoderivados
  • Su verificación, almacenamiento y distribución
  • El momento de la transfusión hospitalaria

Marisa González tiene sus ojos puestos en todas estas etapas de manera rigurosa. El objetivo de su trabajo es conocer y analizar todos los pasos que sigue la sangre para poder asegurar el máximo nivel de calidad y de seguridad. 

Gran parte del trabajo de Marisa se lleva a cabo en su despacho del Centro de Transfusión de Madrid. A través de una aplicación del Ministerio de Sanidad registra todo lo ocurrido desde la donación hasta la transfusión. Si ocurre algún efecto adverso o algún incidente con los hemoderivados comienza un proceso de investigación que incluye a pacientes y donantes.

Más hemovigilantes para una mejor gestión

Su trabajo tiene un gran valor estratégico, por eso parte del trabajo de Marisa se centra en la formación de personal de enfermería en hemovigilancia. El objetivo es que haya una hemovigilante en cada hospital, lo que permitiría la puesta en marcha inmediata de los mecanismos preventivos y correctores ante cualquier incidente.

La hemovigilancia en España está organizada en tres niveles: nivel hospitalario y de centro de transfusión, nivel autonómico y nivel estatal. Lo que pretende la hemovigilancia es garantizar la notificación sistemática de los efectos adversos, así como la homogeneidad de la información. Los datos enviados desde cada una de las comunidades autónomas se centraliza en la Unidad Estatal de Hemovigilancia del Ministerio de Sanidad y, desde ahí, se reporta a la sede europea de hemovigilancia.

En el trabajo de Marisa González la solidaridad es lo más importante, sin embargo sin la seguridad que aporta la hemovigilancia, el esfuerzo de los miles de donantes que hay en España no serviría para nada. Es una cadena delicada la que compone el proceso transfusional, y la enfermería es la pieza que permite que el engranaje se mueva de forma segura.

No te pierdas todo lo que nos cuenta Marisa González en este programa de Enfermería Visible. Y si conoces una historia de enfermería que quieres que hagamos visible, no dudes en escribirnos a enfermeríavisible@enfermeriatv.es

Estás viendo:
Hemovigilancia, la enfermería que controla la sangre

¡Compártelo!