Hoy y siempre, dona sangre

Hoy y siempre, dona sangre

Representa 1/13 del peso total del cuerpo humano, una gota de sangre tarda entre 20 y 60 segundos en recorrer el organismo y llegar al corazón, su color varía en función de si circula por venas o arterias, el 55% es parte líquida y el 45% son partes sólidas. La sangre te da la vida, pero también puede salvar la de otras personas.

Hoy, 14 de junio, es el Día Mundial del Donante Sangre y en algunas comunidades autónomas como Madrid arranca una campaña para fomentar esta práctica. En ella participan diversos hospitales y ayuntamientos para animar a la población. donar y tratar de recuperar las reservas de sangre previas a la pandemia por Covid-19.

La sangre es necesaria para cubrir diversas necesidades de transfusión de los pacientes en cirugías, trasplantes, partos complicados o tratamientos onco-hematológicos, entre otras intervenciones. Es una acto que mejora la situación clínica de pacientes con diversas patologías.

Motivos de sobra para donar

  • La sangre no se puede fabricar. Sólo se puede obtener a través de la donación altruista de personas como tú.
  • La sangre es imprescindible para operaciones y urgencias. Se realizan miles de transfusiones diarias.
  • La sangre caduca. No se puede almacenar por tiempo indefinido y es necesario ir actualizando los bancos de sangre.
  • Tu sangre se regenera rápidamente y donar no supone ningún daño para tu salud.
  • Se necesita sangre de todos los grupos sanguíneos, especialmente de aquellos menos comunes.
  • Con una donación puedes salvar 3 vidas.
  • Porque mañana puedes necesitarlo tú o alguien de tu entorno.
  • ¿Por qué no?

¿Qué proceso pasa la sangre donada?

Las donaciones de sangre son analizadas y sometidas a un proceso denominado fraccionamiento mediante el cual cada unidad de sangre se divide en sus tres componentes: hematíes, plaquetas y plasma que se transfundirán posteriormente hasta a tres personas diferentes.

¿Es seguro donar sangre?

La respuesta es simple y clara: sí. Desde hace años el control y la seguridad en las donaciones se ha convertido en un imprescindible. Así, la figura de la enfermera de hemovigilancia, se ha instaurado dentro del proceso de la donación para para la detección, el registro y  el análisis de la información relativa a los posibles efectos adversos e incidentes de la transfusión sanguínea. La hemovigilancia está presente en las siguientes fases:

  • La selección de donantes
  • La extracción de sangre
  • El procesamiento y fraccionamiento de los hemoderivados
  • Su verificación, almacenamiento y distribución
  • El momento de la transfusión hospitalaria

Además, ahora con la pandemia por Covid-19, en los centros de transfusión se extreman las precauciones para la seguridad de todos los donantes y el personal.

No se realiza el test de coronavirus ni se hacen pruebas serológicas si acudes a donar sangre, ya que la Covid-19 no es un virus que se transmita por transfusión sanguínea. Exclusivamente se analizan aquellos virus que pueden transmitirse por la sangre como el VIH o las hepatitis B y C.

Otras donaciones

Estás viendo:
Hoy y siempre, dona sangre

¡Compártelo!