La mayoría de las comunidades no han acreditado a las enfermeras para prescribir

Más de un año después de la publicación de la aprobación del Real Decreto de prescripción enfermera, la mayoría de las comunidades autónomas siguen sin regular el procedimiento de acreditación de la prescripción enfermera. Las enfermeras de más de un año de ejercicio profesional no están por tanto habilitadas para prescribir.

SATSE ha reclamado a las nueve consejerías de Sanidad que aún tienen pendiente regular el procedimiento de acreditación de prescripción enfermera que cumplan con el primer requisito establecido en la norma estatal.  El objetivo es que enfermeras y enfermeros puedan indicar, usar y autorizar la dispensación de medicamentos y productos sanitarios.

El Sindicato de Enfermería ya ha denunciado en otras ocasiones esta implantación desigual. Se está dirigiendo por carta a los/as consejeros/as de Sanidad de las autonomías aún pendientes de regulación para recordarles que no han cumplido todavía con el requisito de acreditar a las enfermeras y enfermeros que trabajan en su correspondiente servicio de salud.

«Muchas comunidades están dilatando de manera innecesaria la tramitación»

La norma estatal establece que la regulación sobre esta acreditación compete a la consejería de Sanidad autonómica. Hasta la fecha, está pendiente que lo hagan Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Galicia, La Rioja, Madrid, Murcia y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Si bien algunas de ellas ya están trabajando en un borrador, SATSE considera que «todas ellas están dilatando de manera innecesaria la tramitación pertinente».

Nueve comunidades y Ceuta y Melilla no tienen resuelto este primer requisito

Resto de comunidades

Por su parte, las ocho autonomías que ya han regulado este procedimiento son: Andalucía, Canarias, Cantabria, Euskadi, Baleares, Comunidad Valenciana y Navarra. Estas han determinado la acreditación de oficio de todos aquellos profesionales de Enfermería que reúnen el requisito de contar con un año o más de experiencia profesional como enfermera o enfermero.

Beneficios de la prescripción

SATSE resalta que, para los ciudadanos, la prescripción enfermera «facilita un mayor acercamiento del profesional y el paciente, y le ofrece una mayor seguridad». Con la prescripción, señala,  «hay un control más cercano de la evolución del tratamiento a seguir, se detectan mejor posibles efectos adversos y se propicia un mejor cumplimiento terapéutico». Supone, además, «una herramienta fundamental para garantizar la continuidad de los cuidados y agilizar la toma de decisiones».

«La prescripción reduce los tiempos de espera y elimina gestiones administrativas»

Entre los beneficios que se destacan para el sistema sanitario se encuentra «la racionalización y optimización del uso de los recursos disponibles; la mejora la calidad asistencial». También para SATSE «reduce los tiempos de espera, evita la saturación en consultas y elimina gestiones administrativas».

Ámbito privado

SATSE destaca que está aún pendiente prever el sistema por el cual aquellos profesionales que no trabajan en el servicio de salud puedan prescribir. Se refiere a otros ámbitos del sector público, el sector privado o como autónomos. El Sindicato entiende que deben poder acceder igualmente a dicha acreditación si cumplen los requisitos exigidos.

Estás viendo:
La mayoría de las comunidades no han acreditado a las enfermeras para prescribir

¡Compártelo!