La Ley contra las agresiones, freno a la violencia en Sanidad

El Sindicato de Enfermería, SATSE, trasladará a las formaciones políticas con representación parlamentaria su proyecto de norma contra las agresiones a los profesionales de la Sanidad para recabar su apoyo y que nuestro país cuente con una Ley estatal. El objetivo es acabar con una grave lacra que ha vuelto a “repuntar” con virulencia tras la emergencia sanitaria declarada por la Covid-19.

El presidente del Sindicato de Enfermería, Manuel Cascos, se ha dirigido ya a responsables del área de Sanidad de todas las formaciones políticas en el Congreso de los Diputados para mantener en breves fechas un encuentro en el que abordar el grave problema de las agresiones a profesionales de la Sanidad, tanto físicas (empujones, golpes…) como verbales (insultos, amenazas…). Esta problemática afecta especialmente a las enfermeras y enfermeros en todos los servicios de salud. Un problema que muy pocas veces se denuncia.

Según el Sindicato, las agresiones hacia las enfermeras constituyen una grave lacra que lleva muchos años afectando a nuestra sanidad y que ha vuelto a “repuntar” gravemente tras el periodo de emergencia sanitaria por la Covid-19. Apunta, al respecto, que vuelven a ser cada vez más frecuentes los episodios de violencia física y psíquica hacia estos profesionales por parte de las personas a las que cuidan y atienden o por parte de sus familiares, principalmente.

«Han regresado con especial virulencia los insultos, amenazas y otro tipo de agresiones»

“Pese al indudable apoyo generalizado a la labor de los profesionales de la Sanidad, que se reflejó en aplausos espontáneos y reiterados durante el periodo de confinamiento, estamos constatando, lamentablemente, que ahora han regresado con especial virulencia los insultos, amenazas y otro tipo de agresiones por parte de algunas personas”, reitera.

Protección permanente

Ante esta lamentable realidad, que afecta a ocho de cada diez enfermeras y enfermeros a lo largo de su trayectoria profesional, SATSE considera que ha llegado la hora de que se dé una respuesta conjunta, coordinada y eficaz en el conjunto del país a través de la aprobación de una norma estatal que implique y obligue a todas las administraciones públicas sanitarias, así como a la sanidad privada y concertada. Detrás de cada agresión hay personas como Mar, así lo contó en el programa  Enfermería Visible.

En este sentido, la organización sindical recuerda que hace unos meses elaboró un borrador de posible texto normativo que establece un amplio conjunto de medidas (prevención, sensibilización, información, apoyo…) para proteger a sanitarios víctimas de agresiones,  y ahora espera que sea apoyado por los grupos políticos con representación parlamentaria.

Plan de Prevención contra la Violencia

El proyecto de Ley elaborado por el Sindicato de Enfermería contempla la elaboración de un Plan de Prevención contra la Violencia en el ámbito sanitario en cada Servicio de Salud autonómico, así como en cada empresa o centro de trabajo, que incluya las medidas en cada caso a implantar para prevenir, evitar o disminuir el riesgo del personal sanitario de sufrir agresiones.

Otro aspecto en el que incide la normativa elaborada por SATSE es en la necesidad de impulsar campañas de información y sensibilización social. Al respecto, el Sindicato mantiene de forma permanente la campaña “#Stop Agresiones, nada justifica una agresión”, con el objetivo de concienciar a administraciones, profesionales y ciudadanos sobre la necesidad de trabajar conjuntamente para acabar con la violencia en el ámbito sanitario.

Estás viendo:
La Ley contra las agresiones, freno a la violencia en Sanidad

¡Compártelo!