Más de 50 medidas para poner freno a las agresiones en el SNS

Cada día se producen en España en torno a 55 agresiones físicas y verbales a enfermeros y enfermeras mientras cuidan de sus pacientes. En total, según el Sindicato de Enfermería, más de 20.000 agresiones al año a las que hay que poner freno.

SATSE ha propuesto al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y a las consejerías de Sanidad y Salud autonómicas un conjunto de más de 50 medidas para acabar contra la violencia en el ámbito sanitario que sufren, especialmente, las enfermeras y enfermeros, el colectivo más vulnerable.

Entre las medidas estructurales y de carácter activo que proponen, sistemas de videovigilancia, dispositivos sonoros de alarma y la inclusión en historia de antecedentes del sujeto. En el plano organizativo, reducir tiempos de espera y garantizar ratios adecuadas de profesional paciente. Si atendemos al ámbito formativo, especializar a los profesionales en defensa personal y resolución de conflictos. La organización sindical también apuesta por la creación del delegado de prevención contra la violencia en el ámbito sanitario.  Una vez registrado el caso de agresión, apuestan por la implementación de un servicio de apoyo psicológico a la víctima. Todas estas medidas se incluyen en la Ley propuesta por SATSE.

Una vez registrado un caso de agresión, desde el Sindicato se propone poner a disposición del enfermero o enfermera un servicio encargado de tramitar directamente con el Ministerio Fiscal la denuncia.

Protección permanente

Asimismo, en el ámbito de la administración pública, SATSE aboga por que el servicio autonómico de salud correspondiente se persone como acusación particular en las causas penales abiertas. La víctima de un caso probado de violencia sanitaria debe poder solicitar el traslado a una plaza o puesto en distinto centro, servicio o unidad. Es importante también que los profesionales conozcan qué hacer ante una agresión.

SATSE realiza campañas permanentes para favorecer una mayor sensibilización sobre el problema

El Sindicato de Enfermería ha desarrollado multitud de acciones informativas y de sensibilización para acabar con este problema. La violencia en el ámbito laboral atenta contra el principio básico en que se sustenta el acto sanitario, que no es otro que la confianza en la relación profesional-paciente.

Historias reales

Cada día las enfermeras y enfermeros, por estar en contacto permanente con el paciente, se enfrentan a situaciones muy difíciles. Es el caso de la realidad vivida por Mar, una jóven enfermera que en su corta etapa laboral ya ha sufrido dos agresiones en su entorno de trabajo. Aquí te contamos su historia.

Estás viendo:
Más de 50 medidas para poner freno a las agresiones en el SNS

¡Compártelo!