SATSE insta a Sanidad a ultimar los protocolos de prescripción enfermera

El Sindicato de Enfermería ha reclamado al ministro de Sanidad, Salvador Illa, que, una vez finalice el actual estado de emergencia sanitaria, se vuelvan a retomar los trabajos relativos a los protocolos y guías de práctica y clínica asistencial necesarios para el desarrollo efectivo de la prescripción enfermera, ya que el próximo mes de octubre finaliza el plazo contemplado legalmente para que estén listos.

En una carta dirigida al titular de Sanidad, el presidente de SATSE, Manuel Cascos, le traslada que es lógico y entendible que, al inicio de la crisis por la expansión del Covid-19, se decidieran posponer los trabajos iniciados por su departamento para desarrollar y elaborar los protocolos y guías de práctica y clínica asistencial necesarios para poder centrar todos los esfuerzos de su departamento en combatir la pandemia. SATSE insta a Sanidad a ultimar los protocolos de prescripción enfermera.

No obstante, y dado que se prevé una vuelta a la normalidad en próximas semanas si la evolución de la enfermedad lo permite, SATSE reclama al ministro de Sanidad que se reanuden en cuanto sea posible los trabajos aún pendientes.  El objetivo es que las enfermeras y enfermeros puedan indicar, usar y autorizar la dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano con todas las garantías.

Al respecto, desde la organización sindical se recuerda que ha transcurrido más de año y medio desde la aprobación del Real Decreto 1302/2018, de 22 de octubre, relativo a la prescripción enfermera. El próximo mes de octubre finaliza el plazo establecido en esta norma para cumplir el compromiso adquirido con las enfermeras y enfermeros de nuestro país.

Acreditación

De igual manera, el presidente de SATSE pide al ministro que, en cuanto le sea posible, comparta y traslade a los/as consejeros/as de Sanidad de las nueve comunidades autónomas aún pendientes, la necesidad urgente de regular el procedimiento de acreditación de las enfermeras y enfermeros de sus respectivos servicios de salud que también se establecía como requisito en el Real Decreto para que puedan indicar y usar medicamentos.

En la actualidad, las consejerías que no cuentan con la acreditación son: Aragón; Asturias; Castilla-La Mancha; Castilla y León; Extremadura; Galicia; La Rioja; Madrid y Murcia, así como INGESA (Ceuta y Melilla). En cerca de dos años no han dado el primer paso para hacer realidad este garantía de seguridad para pacientes y profesionales.

Vacunación

De otro lado, el Sindicato de Enfermería subraya que se hace precisa esta acreditación para que las enfermeras y enfermeros puedan vacunar con todas las garantías.Algo a tener muy en cuenta con vistas a la próxima campaña de vacunación de la gripe, explica, y, de manera especial, cuándo se encuentre una vacuna para el Covid-19 y se empiece con el procedimiento que se establezca para la vacunación de la población.

La prescripción enfermera es una herramienta fundamental para garantizar la continuidad

Por último, SATSE resalta que la prescripción enfermera facilita un mayor acercamiento del profesional y el paciente, y le ofrece una mayor seguridad. “Hay un control más cercano de la evolución del tratamiento del paciente, se detectan mejor posibles efectos adversos y se propicia un mejor cumplimiento terapéutico. Supone, además, una herramienta fundamental para garantizar la continuidad de los cuidados», añade.

Estás viendo:
SATSE insta a Sanidad a ultimar los protocolos de prescripción enfermera

¡Compártelo!