Enfermería en la Unidad de Cuidados Continuados de Psiquiatría

Enfermería en la Unidad de Cuidados Continuados de Psiquiatría

El trabajo del enfermero especialista en Salud Mental resulta básico en las unidades de cuidados continuados. Ellos son el enlace de sus pacientes con una sociedad que no siempre muestra su cara más empática con pacientes de salud mental. Incomprendidos para una mayoría, por una imagen estereotipada y fomentada desde los medios, los enfermeros especialistas en Salud Mental tratan de romper esas barreras e integrar en lo posible a estos pacientes, para que puedan reincorporarse a un mundo que todavía los ve de reojo, bajo un prisma de estigmatizaciones.

Nunca es bueno generalizar, pero esto cobra más sentido cuando nos referimos a personas que padecen enfermedades mentales, porque en genera “son personas en las que la emotividad está presente en cada una de las situaciones que se les presenta en su vida cotidiana”. Así habla de sus pacientes, José Luis Buceta, Enfermero Especialista en Salud Mental, y miembro de la unidad de cuidados continuados en el área norte de Pontevedra. Tras una larga conversación con él, tratando de entender su labor como enfermero en esta unidad, a esa frase habría que añadir “como es normal en cualquier ser humano”. Pero es que, precisamente, cuando hablamos de salud mental la normalidad es el objetivo que conseguir.

En ese objetivo trabaja cada día un equipo compuesto por un enfermero especialista en Salud Mental, un técnico en cuidados auxiliares de enfermería, un trabajador social y un psiquiatra. Este equipo multidisciplinar forma parte de la Unidad de Continuidad de Cuidados de Psiquiatría. Un dispositivo que forma parte de la red asistencial de Salud Mental, y que realiza un trabajo que es fundamentalmente la continuidad de los cuidados, basado en una filosofía de tratamiento asertivo comunitario. Se trata de acercar los cuidados que recibirían en una estancia hospitalaria, en sus propios ámbitos domiciliarios.

El trabajo de todo este equipo es el de luchar por romper con los estereotipos que tenemos formada la sociedad alrededor de las enfermedades mentales. De esta forma tratan de ayudarles a reintegrarse en la sociedad, facilitando desarrollo con el apoyo de esta unidad. En este sentido, José Luis Buceta considera que la educación cumple un papel fundamental, y cree que contar con una enfermera escolar que pudiese informar y formar desde la infancia sobre este tipo de enfermedades podría ayudar a romper con ciertas ideas que prevalecen por desinformación.

Trastorno mental

El perfil de las personas que reciben estos cuidados se incluye dentro de lo que se denomina trastorno mental grave o severo. Un grupo categorial que incluye varios criterios, como los cuidados de Enfermería en estas unidades, que consisten en poner en marcha dos valoraciones. Por un lado, lo que son las necesidades básicas; Aseo, autocuidado, alimentación, descanso, las relaciones interpersonales. En segundo lugar, lo que son las exigencias de la vida rutinaria y como las van desarrollando y afrontando.

En un grupo secundario también llevan a cabo, una valoración de tipo psicopatológico. Se trata de identificar qué esferas pueden estar alteradas. Buscando alguna anomalía que pueda estar trastornada en los diferentes campos, como el de la conciencia, la memoria, la atención, pensamiento, la sensopercepción, psicomotricidad, lenguaje.

El éxito de este tipo de unidades hace pensar en los beneficios que puede suponer el ampliarla e incorporar nuevos enfermeros especialistas en Salud Mental, algo que resulta muy positivo para seguir creciendo y mejorar cada día, pues sin duda este tipo de recursos va a evitar otro tipo de asistencias, el más importante a evitar son las hospitalizaciones.

Calidad asistencial

En este sentido es también reseñable que esta unidad de cuidado continuados es eficaz y segura. Con lo cual está ahorrando recursos económicos en comparación con lo que puede suponer un ingreso, mientras está ofreciendo un servicio seguro y de gran calidad asistencial a los pacientes.

“La unidad de cuidados continuados trata de sacar la sanidad fuera de una fría habitación de hospital, acercando así, los cuidados a los pacientes de Salud Mental”

A la vista de los resultados que están obteniendo todo es positivo. Los pacientes que están incluidos dentro del programa que llevan a cabo han reducido su número de hospitalizaciones.  “Personas que recaían y que estaban hospitalizados con una frecuencia bastante marcada, desde que están incluidos en este programa, en el que hemos establecido un plan de objetivos, con una atención que se proporciona semanal o quincenalmente, conseguimos estabilizar y disminuir todos los factores de riesgo que pueden influir en que esa persona pueda volver a recaer”.

Actualmente, en el área sanitaria de Pontevedra hay 37 pacientes dentro de la unidad de cuidados continuados. Algunos de ellos están desde el 2008, año en el que debutó este dispositivo. El equipo de Pontevedra está formado por una psiquiatra a nivel parcial, que proporciona atención a los pacientes del equipo de continuidad de cuidados y del hospital de día. Además, cuenta con una trabajadora social. A las visitas domiciliarias acuden el equipo de enfermería que está formado por un enfermero especialista en salud mental y un técnico en cuidados auxiliares de enfermería. Cabe destacar que el éxito que tiene está llevando a que ya se está preparando un nuevo equipo que llevaría la zona sanitaria de O Salnés.

A nivel personal

José Luis Buceta denota una gran pasión por su profesión. Su forma de hablar de los pacientes con los que trabaja cada día demuestra que además de la formación, tiene la vocación y la empatía necesaria para que el resultado final acabe en éxito.  “Reporta sensaciones positivas en la medida en la que podemos poner en marcha diferentes tipos de programas o planes orientados a mejorar la calidad de vida de estas personas”.

El objetivo fundamental siempre va a ser lograr el mayor grado o nivel de autonomía, en estos pacientes. Que la discapacidad que se va instaurando poco a poco pueda retrasarse o amortiguarse en la medida de lo posible. José Luis Buceta es un ejemplo de todo lo que los enfermeros/as pueden hacer para mejorar la integración en la sociedad de estas personas. Como en tantas ocasiones, el trabajo de los enfermeros especialistas en Salud Mental resulta desconocido para la mayoría de población, y también para parte de los propios compañeros/as de profesión. A través de esta entrevista podemos conocer la gran labor que llevan a cabo por unas personas, unos pacientes que antaño quedaban totalmente excluidos en esta sociedad ingresados en centros, y que gracias a la labor que se lleva cabo con estas unidades tienen la oportunidad de vivir una vida “normal” dentro de sus posibilidades.

Estás viendo:
Enfermería en la Unidad de Cuidados Continuados de Psiquiatría

¡Compártelo!