SATSE alerta del déficit de material de protección para los sanitarios andaluces

Denuncia la puesta en marcha de un nuevo protocolo que reduce los supuestos de protección con mascarilla para el personal y cuya única justificación está motivada por las carencias de materiales de protección.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Andalucía ha alertado de la escasez de material de protección para los trabajadores de la Sanidad Pública andaluza. También ha denunciado la puesta en marcha de un nuevo protocolo que reduce los supuestos de protección con mascarillas para los profesionales. Esta situación, advierte SATSE, puede convertir al personal sanitario en general, y de enfermería en particular, en los principales transmisores de la enfermedad.

SATSE explica que conforme aumenta el número de casos y la presión en los hospitales, empieza a incrementarse el nerviosismo entre las enfermeras, enfermeros y demás profesionales sanitarios. Fundamentalmente, por la falta de equipos de protección individual (EPIs), problema generalizado en todos los centros sanitarios de Andalucía y que dejan en evidencia una grave falta de previsión.

Acceso restringido a equipos

La situación actual, expone el sindicato, es que el acceso y el uso a estos equipos está absolutamente restringido y se suministra en algunos casos por debajo de las necesidades. Incluso, apuntan, llega a haber amenazas con aperturas de expedientes disciplinarios a profesionales por su utilización.

Esta circunstancia se une a la activación en plena crisis de un nuevo protocolo  de uso de mascarilla para prevención y control de infecciones para todos los profesionales, que reduce los casos en los que se administrará este material a situaciones en las que se trate a un paciente en aislamiento protector o aéreo.

Dicho protocolo, expone SATSE, sustituye a otro en el que el uso de mascarilla era mucho más amplio. Este permitía la utilización de mascarillas quirúrgicas en el ámbito de cualquiera de sus labores principales a los profesionales de enfermería, incluso en caso de sospecha de infección respiratoria del profesional.

Falta de stock

Para la organización sindical la reducción de los niveles de seguridad obviamente parece motivada por la falta de stock y no por las medidas de seguridad necesarias para la protección de los trabajadores. Esta situación, podría además convertir al personal de enfermería en el principal vector de transmisión de la enfermedad dentro de los propios centros, dejando a los profesionales en una situación de absoluta indefensión ante esta enfermedad elevadamente contagiosa.

De hecho, los propios profesionales están trasladando al Sindicato de Enfermería sus denuncias y circunstancias, como el caso de un equipo completo de EPES-061 en Almería al que le dirección no les permitió usar EPIs adecuados para ir a tomar muestra y tras dar positivo un paciente han tenido que ser todos aislados.

En la misma línea, profesionales de Enfermería del Virgen del Rocío han remitido un escrito a SATSE comparado su situación con la de otros trabajadores de grandes empresas españolas al margen del sector sanitario. Ellos han provisto a toda su plantilla de medidas de protección y prevención del contagio de esta enfermedad mediante mascarillas y guantes mientras a ellos se les restringe su utilización.

Amenazas al personal

Por su parte, el Sindicato de Enfermería asegura que en ningún caso va a tolerar esta situación y se ha puesto en contactocon los responsables del Servicio Andaluz de Salud y de las distintas gerencias para exigir que a todos los profesionales se les dote del material necesario y que se cese de inmediato con las amenazas al personal.

Continúa el Sindicato manifestando que las condiciones de trabajo son un despropósito y es incomprensible que en los centros sanitarios no se estén respetando las distancias de seguridad, que son de obligado cumplimiento para toda la ciudadanía, ya que el propio personal puede ser portador asintomático del virus, así como cualquier paciente de cualquier unidad.

SATSE denunciará cualquier hecho que ponga en peligro la seguridad

El Sindicato de Enfermería permanece vigilante en todos los centros para denunciar inmediatamente cualquier hecho que ponga en peligro la seguridad de los profesionales. De hecho, puntualiza SATSE, que es consciente de la situación extraordinaria por la que se está atravesando y de que hay que racionalizar el uso de los materiales, pero no se va a permitir que se ponga en peligro la seguridad de trabajadores y usuarios.

Derechos de los trabajadores

SATSE recuerda que ni las recomendaciones sanitarias ni la declaración del estado de alarma han abolido los derechos de los trabajadores. Entre ellos el derecho a la representación legal o a la vigilancia y a la protección de la salud. También denuncia además la reducción de niveles de seguridad, que son motivados por la falta de material, cuestión que demuestra la falta de previsión por parte del Servicio Andaluz de Salud.

Por otra parte, y finaliza SATSE alertando que el trato a los profesionales y a su seguridad no está siendo en todos los casos el adecuado motivo por el que, sin descartar medidas como denuncias a la Inspección de Trabajo, va a habilitar un registro de incidencias para evaluar la gestión directa de esta emergencia sanitaria en los diferentes centros hospitalarios y de Atención Primaria para cuando la situación lo permita, estudiar la proporcionalidad y la idoneidad de las actuaciones, y por supuesto exigir responsabilidades si las hubiera.

Por último, el Sindicato de Enfermería concluye reiterando el mensaje de apoyo a las enfermeras y al resto de profesionales sanitarios que están demostrando cada día y en cada momento su profesionalidad, su dedicación y vocación de servicio a las personas. También les insta a que se pongan en contacto con el sindicato ante cualquier incidencia.

Estás viendo:
SATSE alerta del déficit de material de protección para los sanitarios andaluces

¡Compártelo!