Una Dirección General de Cuidados en cada Servicio de Salud

Tras las elecciones generales y autonómicas, el Ministerio de Sanidad y distintas consejerías autonómicas aún tienen pendiente la concreción de su nueva estructura orgánica. Una situación que SATSE ha aprovechado para reclamar la creación de una Dirección General de Cuidados con una enfermera o enfermero al frente.

El Sistema Nacional de Salud se enfrenta al gran reto futuro de dar una respuesta eficaz al progresivo envejecimiento de la población española y al aumento de la cronicidad, la pluripatología o la dependencia. Una realidad, ya presente en nuestros días, que requiere más y  mejores cuidados a la sociedad en su conjunto.

Por ello, SATSE ha propuesto que las distintas administraciones sanitarias públicas de nuestro país cuenten con una Dirección General de Cuidados en sus respectivas estructuras orgánicas cuya responsabilidad recaiga, en todo caso, en una enfermera o enfermero.

Y lo ha hecho ahora ya que las consejerías de Sanidad de Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Baleares, Canarias, Rioja, Navarra, Murcia y Madrid están pendiente de cerrar sus nuevas estructuras orgánicas y el Ministerio de Sanidad espera aún la investidura del presidente del Gobierno.

La Consejería de Salud y Familias de Andalucía incluyó, en su ultima remodelación estructural, la Dirección General de Cuidados Sociosanitarios. Una iniciativa aplaudida, en un primer momento, por SATSE, aunque luego criticó que se eligiese como su responsable a un educador social y no a una enfermero o enfermera.

¿Por qué una Dirección General de Cuidados?

Tres son las razones fundamentales esgrimidas por SATSE:

  1. Por suponer un avance importante para impulsar y mejorar los cuidados en el sistema sanitario público como respuesta a las necesidades actuales de carácter sanitario y sociosanitario que tiene la población española.
  2. Por el mayor desarrollo competencial y de funciones de las enfermeras y enfermeros  (prescripción enfermera, enfermera gestora de casos, cirugía menor ambulatoria…), y su cada vez mayor presencia en numerosos ámbitos de actuación (centros educativos, residencias, centros sociosanitarios…)
  3. Por constituir un nuevo impulso al papel de las enfermeras y enfermeros dentro del sistema sanitario público.

El Sindicato de Enfermería entiende que el perfil adecuado para responsabilizarse de esta Dirección General de Cuidados es el de una enfermera o enfermero, ya que su formación, cualificación y competencias hacen que sea el profesional sanitario más capacitado e idóneo para el puesto.

Recuerda, además, que se trata del colectivo profesional sanitario más numeroso del SNS, constituyendo en torno al 45 por ciento de la plantilla en los centros de salud y alrededor de un 35 por ciento en los hospitales.

 

 

Estás viendo:
Una Dirección General de Cuidados en cada Servicio de Salud

¡Compártelo!