Fin a la violencia y al acoso escolar

Fin a la violencia y al acoso escolar

El acoso escolar ocupa cada vez más el centro de atención, los datos demuestran que uno de cada tres adolescentes en el mundo es víctima de intimidaciones. Esto tiene repercusiones negativas en la educación, fundamentalmente en el rendimiento escolar de los alumnos y en su salud física y mental.

El Día Mundial contra el Acoso Escolar pone cada dos de mayo el acento en concienciar a toda la comunidad educativa y la sociedad de la importancia de detectar las conductas que desencadenan el acoso escolar. Niñas, niños y jóvenes han de saber que el acoso está mal y que cuentan con muchas personas a su alcance que pueden prestarles ayuda. La enfermera escolar es una de ellas, una razón más por la que se hace imprescindible su implantación en todos los centros educativos.

Muchos casos de acoso pasan desapercibidos a la comunidad educativa y no son registrados en los cauces oficiales. Se piensa que las cifras de acoso son sólo la punta del iceberg de unas conductas que se han colado en las clases de nuestros menores. Según la UNESCO, casi un alumno/a de cada tres ha sido víctima de acoso por parte de sus compañeros y compañeras y una proporción similar ha padecido violencia física. Una lamentable realidad que se ha extendido por las nuevas tecnologías: ciberacosoEsta realidad preocupa mucho a la UNESCO ante su crecimiento. Según este mismo informe aumentó del 7% al 12% entre 2010 y 2014, entre los 11 y 16 años.

En relación al ciberacoso hay más datos. Una quinta parte (el 24,7%) de las víctimas identificadas por la Fundación Anar, de ayuda a menores en riesgo, en 2017 había sufrido ciberacoso, el 86,9% de ellas fuera del centro escolar, además de en él. Estos datos son ofrecidos por Amnistia Internacional.

Liderazgo clave

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha reclamado la implantación de la enfermera escolar en todos los centros escolares, también para frenar el acoso. La enfermera puede desarrollar una labor de detección y atención a niños, niñas y jóvenes que puedan ser objeto de cualquier tipo de acoso, así como de información y sensibilización para evitar este tipo de conductas violentas.

Hay multitud de trabajos que evidencian la actuación enfermera en este ámbito, especialmente en Estados Unidos, donde la enfermera escolar está presente en los centros desde hace años.  Según Selekman, Pelt, Garnier y Baker (2013), la enfermera de la escuela debe:

  • Tener conocimiento sobre el acoso, la agresión, la victimización y sus consecuencias;
  • Participar como un miembro clave del equipo escolar que identifica a los estudiantes acosados y que acosan;
  • Compartir información y observaciones y alertar al equipo sobre señales;
  • Evaluar a los estudiantes con frecuentes quejas somáticas;
  • Fortalecer las relaciones laborales con otros miembros del personal de la escuela.

Educar

Las enfermeras escolares pueden educar a los estudiantes y al personal y abogar por el apoyo a los estudiantes. Según Bradshaw (2015), los programas escolares podrían incluir: sistemas de apoyo de varios niveles, que incluyen tres niveles de intervenciones:

  • Programas o actividades universales para todos los jóvenes dentro de la comunidad o la escuela.
  • Intervenciones selectivas para grupos de jóvenes en riesgo de estar involucrados en el acoso.
  • Acciones preventivas diseñadas para estudiantes que ya están involucrados en el acoso escolar.

También el desarrollo de programas multicomponente que abordan múltiples aspectos del comportamiento de acoso y los entornos que lo apoyan; actividades de prevención en toda la escuela que incluyen mejorar el clima escolar, fortalecer la supervisión de los estudiantes y tener una política contra el acoso escolar en toda la escuela; involucrar a las familias y comunidades ayudando a los cuidadores a aprender a hablar sobre el acoso escolar y a participar en los esfuerzos de prevención basados ​​en la escuela y desarrollar enfoques consistentes, a largo plazo y en toda la escuela que fortalezcan las habilidades socioemocionales, de comunicación y de resolución de problemas de los jóvenes.

Estás viendo:
Fin a la violencia y al acoso escolar

¡Compártelo!