Adiós, tabaco, adiós

La OMS celebra el Día Mundial sin Tabaco de este año centrándose en “el tabaco y la salud pulmonar”. La campaña pretende concienciar sobre el fundamental papel que juegan los pulmones en la salud de las personas y las consecuencias negativas que el tabaco tiene en ellos.

La salud pulmonar se puede conseguir y una de las claves es huir del humo del tabaco. La OMS tiene claro que tabaco y salud pulmonar van de la mano así que este año intensifica sus esfuerzos para concienciar a la población. Así, nos hablan de todas las dolencias derivadas no solo del consumo de tabaco si no también de la exposición al humo del tabaco ajeno pero también de la enorme mortalidad y morbilidad que causan. Algo que afecta a todos los grupos de edad.

Dejar de fumar no es una tarea fácil pero cada vez son más quienes lo consiguen y enfermería tiene mucho que ver en el apoyo e información necesarios al paciente desde el principio. Desde hace décadas los profesionales de enfermería realizan una importante labor de prevención a los más pequeños, desde colegios y atención primaria y realizan el seguimiento durante todo el proceso de deshabituación tabáquica. Gracias a ello hoy miles de españoles son ya ex fumadores y han dicho adiós al tabaco.

¿Conocemos todas las enfermedades derivadas del tabaco?

  • Cáncer de pulmón.
  • Enfermedades respiratorias crónicas. La principal es el EPOC
  • Los componentes químicos del humo del tabaco pueden desencadenar infecciones latentes de tuberculosis. Cerca de una cuarta parte de la población. Cuando está activa, se puede agravar por los efectos nocivos del tabaquismo en la salud pulmonar, aumentando sustancialmente el riesgo de discapacidad y muerte por insuficiencia respiratoria.
  • Afecciones en niños. Los bebés que han sido expuestos al tabaco, incluso durante el embarazo, experimentan con frecuencia una disminución del crecimiento de los pulmones y de la función pulmonar. En el caso de los niños pequeños expuestos al humo del tabaco, su principal riesgo es el agravamiento del asma, la neumonía y la bronquitis, así como infecciones frecuentes de las vías respiratorias inferiores.

Qué se está haciendo para luchar contra el tabaco

En 2005 entró en vigor el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco y en la actualidad hay ya 180 Partes suscritas, lo que supone más del 90% de la población mundial.

Este documento marcó un antes y un después y desde 2008 la OMS adoptó una serie de medidas (MPOWER) en base a las disposiciones del Convenio Marco. Muchos de estos aspectos nos suenan a todos y muchos los tenemos completamente integradas en nuestro día a día. Estas son las 6 medidas MPOWER:

  • Vigilar el consumo de tabaco y las medidas de prevención.
  • Proteger a la población del humo de tabaco.
  • Ofrecer asistencia a las personas que deseen dejar de fumar.
  • Advertir de los peligros del tabaco.
  • Hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad, promoción y patrocinio.
  • Aumentar los impuestos al tabaco.

Para conocer los avances en esta materia se puede consultar los informes de la OMS al respecto.

Las cifras asustan pero no hay que dejar de repetirlas

  • En el mundo hay más de mil millones de fumadores.
  • Casi el 80% de ellos viven en países de ingresos bajos o medios.
  • El tabaco mata cada año a más de 8 millones de personas, cerca de un millón de ellas son personas no fumadoras que están expuestas al humo del tabaco ajeno.
  • El humo del tabaco contiene más de 4000 productos químicos, de los cuales se sabe que al menos 250 son nocivos, y más de 50 causan cáncer.
  • Cada año mueren 65 000 niños por enfermedades atribuibles al humo de tabaco ajeno.
  • Solo 42 países, que representan el 19% de la población mundial, aplican las prácticas óptimas relativas a las advertencias gráficas en los productos de tabaco
  • La prohibición general de todas las formas de publicidad, promoción y patrocinio del tabaco permitiría reducir el consumo de tabaco en un 7%, aproximadamente
  • Solo 29 países, que representan el 12% de la población mundial, han prohibido completamente todas las formas de publicidad, promoción y patrocinio del tabaco.

Es importante trabajar desde el colegio

Decir adiós al tabaco es un gran paso y un índice de éxito en la concienciación de la población pero más importante aún es incidir en ella antes de que se produzca el hábito. El colegio es uno de los lugares donde más labor de prevención se puede hacer en esta materia. El Sindicato de Enfermería, desde la Plataforma Estatal de Enfermera Escolar, sigue apostando por tener una enfermera en cada colegio, porque además de cuidar de los más pequeños podría evitar el inicio en el consumo de tabaco en los niños, niñas y jóvenes.  Según el último Eurobarómetro sobre tabaco, el 37 % de los europeos fumadores (uno de cada cuatro) empezó entre los 15 y los 17 años, unas cifras que podrían mejorar con seminarios, charlas y el seguimiento de enfermería desde el colegio.

Estás viendo:
Adiós, tabaco, adiós

¡Compártelo!