Primer aniversario de la pandemia

Un año de pandemia

Hace 365 días la OMS declaró oficialmente al coronavirus COVID-19 pandemia mundial. La vida del mundo cambió y la sanidad se enfrentó al mayor reto de su historia.

Pandemia: «Enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región» . Hasta hace un año era un término que nos resultaba más bien lejano. Hoy, en el primer aniversario la pandemia,  hemos aprendido a convivir con ella mientras luchamos para que deje de cobrarse vidas. El coronavirus COVID-19, un virus que se expandió rápidamente de Wuhan, al mundo. 

El gran reto de la sanidad

El 14 de marzo de 2020 España entera se paralizaba pero en los hospitales había más movimiento que nunca por culpa del coronavirus. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciaba que nos esperaban unas semanas difíciles por delante pero enfermeras y demás personal sanitario no podían imaginar las situaciones que iban a vivir.

Las Comunidades Autónomas reconocían ya que la sanidad pública estaba al límite y los profesionales comenzaban a doblar turnos. Un trabajo de muchas horas que además se realizaba en unas condiciones laborables deficientes: falta de mascarillas, EPIS, guantes…

Los españoles reconocían su sacrificio y decidieron agradecérselo aplaudiendo todos los días a las 20:00 desde sus casas. Ellos, mientras, trataban de salvar la vida de los infectados por el virus y acompañaban con su presencia a aquellos que iban a morir sin un familiar a su lado. Además seguían tratando, entre otros, a las personas sin hogar con trastorno mental que viven en las calles de muchas ciudades.

Con las UCIS ya colapsadas y los quirófanos, pasillos y diferentes unidades de los hospitales habilitadas para tratar a los miles de enfermos por coronavirus; muchas Comunidades Autónomas crearon hospitales de campaña en los que atender a las personas necesitadas de asistencia sanitaria que los hospitales ya no podían asumir.

Pasaron los meses y la población ya podía salir a la calle. Las mascarillas, el lavado de manos y la distancia social se instauraron en la sociedad pero aún así el riesgo de contagios aumentaba y su detección y seguimiento se convertía en un arma fundamental para luchar contra la pandemia. Se crearon así equipos de enfermería de vigilancia epidemiológica para rastrear de manera efectiva los posibles contagios.

La sanidad se reinventa para tratar de atender más y mejor

El trabajo en los hospitales cambió y también tuvo que hacerlo el de Atención Primaria, desde donde se asistía al 50% de los pacientes con COVID-19 y a otros muchos con diferentes dolencias y patologías que había que seguir tratando a pesar de la pandemia.

En verano y Navidad sufrimos dos nuevas olas de contagios que volvieron a saturar los hospitales y a demostrar que hay problemas como la falta de personal y el cansancio físico y mental acumulado durante meses por los sanitarios, que las instituciones no han arreglado en todo este tiempo.

Buenas noticias con forma de vial

Enero de 2021 ha sido una fecha importante y que traía optimismo ya que comenzaban a ponerse las primeras dosis de vacunas a enfermeras, médicos, fisioterapeutas y demás profesionales sanitarios. Una noticia muy esperada ya que España es el país de la Unión Europea con mayor número de contagios entre el personal sanitario.  Una nota de esperanza en un año de pandemia imposible de olvidar.

Estás viendo:
Un año de pandemia

¡Compártelo!