La enfermera escolar, en la lucha contra el acoso a menores

La situación de pandemia no frena el acoso en la escuela. SATSE reclama la implantación de la enfermera escolar en todos los centros educativos de nuestro país para que pueda desarrollar una importante y necesaria labor de detección y atención a niños, niñas y jóvenes que puedan ser objeto de cualquier tipo de violencia física, psicológica o sexual.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha reclamado la implantación de la enfermera escolar en todos los centros escolares para que pueda desarrollar una labor de detección y atención a niños, niñas y jóvenes que puedan ser objeto de cualquier tipo de acoso, así como de información y sensibilización para evitar este tipo de conductas violentas en las aulas de nuestro país.

SATSE se ha sumado a la campaña impulsada desde la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), con motivo del  Día Internacional contra la Violencia y el Acoso en la Escuela, incluido el ciberacoso, rechazando cualquier tipo de violencia en el entorno escolar al atentar contra la salud y el bienestar de los niños, niñas y jóvenes.

Señales de alerta

El Sindicato de Enfermería coincide con las Naciones Unidas en la importancia de trabajar contra el acoso escolar de manera multidisciplinar en los propios centros escolares y actuar desde la prevención de casos y la modificación de actitudes, formas de pensar y comportamientos que puedan desencadenar acciones violentas entre el alumnado.

En este ámbito, según los expertos, las enfermeras y enfermeros pueden jugar un papel fundamental a la hora de detectar las consecuencias que este tipo de violencia física, psicológica, sexual, verbal o social puede provocar en sus víctimas, como problemas de alimentación o de sueño, disminución del rendimiento escolar o paulatino aumento de las ausencias en las clases, entre otros.

Atención sanitaria

Por ello, desde la organización sindical se incide, una vez más, en la absoluta necesidad de contar en todos los centros escolares del país con una enfermera o enfermero escolar que, entre otras funciones, pueda ayudar a los niños, niñas y jóvenes afectados por este grave problema para recibir la atención sanitaria y de todo tipo que requiera en cada caso.

Además de ayudar a las víctimas de este tipo de violencia, la enfermera o enfermero escolar puede realizar una importante y necesaria labor de información y sensibilización, a través de charlas, talleres, reuniones…, para evitar que haya alumnos y alumnas que comiencen a intimidar y agredir física, psicológica o sexualmente a otros compañeros y compañeras.

«No podemos consentir ningún caso más de acosos o ciberacoso»

“No podemos consentir ningún caso de acoso o ciberacoso y debemos hacer todo lo posible para que nuestros niños, niñas jóvenes se formen en un entorno escolar seguro y donde el conjunto de  la comunidad educativa vele porque haya una tolerancia cero ante este tipo de agresiones a un colectivo tan vulnerable como son nuestros hjjos e hijas”, concluyen desde SATSE.

¿Cuántos menores sufren acoso escolar?

Muchos casos de acoso pasan desapercibidos a la comunidad educativa y no son registrados en los cauces oficiales. Se piensa que las cifras de acoso son sólo la punta del iceberg de unas conductas que se han colado en las clases de nuestros menores. Según la UNESCO, casi un alumno/a de cada tres ha sido víctima de acoso por parte de sus compañeros y compañeras y una proporción similar ha padecido violencia física. Una lamentable realidad que se ha extendido por las nuevas tecnologías: ciberacoso. Esta realidad preocupa mucho a la UNESCO ante su crecimiento. Según este mismo informe aumentó del 7% al 12% entre 2010 y 2014, entre los 11 y 16 años.

En relación al ciberacoso hay más datos. Una quinta parte (el 24,7%) de las víctimas identificadas por la Fundación Anar, de ayuda a menores en riesgo, en 2017 había sufrido ciberacoso, el 86,9% de ellas fuera del centro escolar, además de en él. Estos datos son ofrecidos por Amnistia Internacional.

Estás viendo:
La enfermera escolar, en la lucha contra el acoso a menores

¡Compártelo!