El poder de las vacunas

La Semana Mundial de la Inmunización rinde homenaje este año a las heroínas y los héroes anónimos que intervienen en el proceso de la vacunación. También las enfermeras que hacen posible que estemos protegidos con el poder de las vacunas.

Bajo el lema Protected Together: Vaccines Work! (Protegidos colectivamente: ¡las vacunas funcionan!), la Organización Mundial de la Salud insta a los héroes repartidos por el mundo a seguir trabajando por la vacunación y vacunar a ese niño de cada diez que aún hoy no tiene cobertura. Algunos de ellos, aunque nos parezca mentira, también están ubicados en nuestro entorno. Algo que también hay que recordar es que la vacunación no es exclusiva de la población infantil. El Ministerio de Sanidad ha querido apoyar esta idea con una campaña informativa que insiste en que la vacunación salva vidas en todas las edades.

 

¿Son seguras las vacunas?

Las vacunas son seguras. Todas las vacunas aprobadas son sometidas a pruebas rigurosas a través de ensayos clínicos, y siguen siendo evaluadas regularmente una vez comercializadas. Científicamente, de manera permanente, se coteja toda la información a fin de buscar y resolver cualquier indicio de que una vacuna pueda tener efectos adversos. La mayoría de las reacciones a las vacunas son leves y temporales, tales como el dolor en el lugar de inyección o la febrícula.

“Sin vacunas habría muchos más casos de enfermedad y muerte”

La OMS insiste en que es mucho más fácil padecer lesiones graves por una enfermedad prevenible mediante vacunación que por una vacuna. Por ejemplo, la poliomielitis puede causar parálisis; el sarampión, encefalitis y ceguera, y algunas enfermedades prevenibles mediante vacunación incluso pueden ser mortales. Aunque una sola lesión grave o muerte causada por las vacunas ya son demasiadas, la OMS es clara “los beneficios de la vacunación superan largamente los riesgos, y sin vacunas habría muchos más casos de enfermedad y muerte”.

A nivel internacional se trabaja por hacer cada día vacunas más seguras. En esta linea se mueve la reciente  Iniciativa Mundial sobre la Seguridad de las Vacunas (GVSI). Se trata de la estrategia que va a poner en práctica el Proyecto Mundial para la Seguridad de las Vacunas, cuyo objetivo consiste en garantizar la seguridad de las vacunas utilizadas en todo el mundo, como mínimo en los próximos 8 años. Además la Organización Mundial de la Salud sigue trabajando por el mantenimiento del impulso de la de las vacunas a través de su Plan de Acción Mundial 2011-2020.

 

Diez datos a tener en cuenta

  • La inmunización es la  intervención sanitaria preventiva más costo-efectiva.
  • Las vacunas salvan vidas a cualquier edad. Protegen a la población infantil y también a la adulta.
  • Evitan entre 2 y 3 millones de muertes al año.
  • La tasa mundial de cobertura de la vacunación está estancada en el 85%.
  • Previene enfermedades, discapacidades y defunciones por enfermedades prevenibles mediante vacunación, tales como el cáncer cervical, la difteria, la hepatitis B, el sarampión, la paroditis, la tos ferina, la neumonía, la poliomielitis, las enfermedades diarreicas por rotavirus, la rubéola y el tétanos.
  • El uso de vacunas nuevas o infrautilizadas está aumentando.
  • Se calcula que si se mejorara la cobertura vacunal mundial se podrían evitar 1,5 millones de muertes más.
  • Se estima que 19,9 millones de lactantes de todo el mundo aún no han sido vacunados contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTP3).
  • Desde 2010,  113 países han introducido nuevas vacunas, y se ha vacunado a más de 20 millones de niños adicionales.
  • En 2017, el número de niños inmunizados  fue de 116,2 millones.

En definitiva, las vacunas son efectivas, los riesgos ante la vacunación mínimos. La vacunación debe ser un derecho para todas las personas, pero también una responsabilidad para conseguir una sociedad protegida.

Estás viendo:
El poder de las vacunas

¡Compártelo!