La enfermería de vigilancia epidemiológica es nuestro dique de contención

Esther Amores, enfermera de Vigilancia Epidemiológica
Un teléfono y un ordenador son las únicas herramientas que tiene Esther para contener al virus. Ella es enfermera de vigilancia epidemiológica. Su trabajo protege a toda la sociedad, pero en España siguen faltando miles de profesionales como ella.

En este programa de Enfermería Visible nos encontramos con Esther Amores en el Hospital de Ciudad Real. Allí han destinado un aula para que ella y su equipo pueda desarrollar un trabajo que la mantiene pegada al teléfono mañana y tarde. Su misión es encontrar a todas las personas que hayan tenido contacto estrecho con un positivo en COVID 19.

Esther Amores es especialista en enfermería familiar y comunitaria, un perfil que se valoró como el más apropiado para el trabajo de vigilancia epidemiológica. Ella es rastreadora, detective, investigadora y con gran capacidad de comunicación con el paciente, unas cualidades necesarias para que las personas al otro lado del teléfono sigan el protocolo que nos protege a toda la sociedad de nuevas oleadas. Pero su trabajo se complica cada día.

En España, la cifra de profesionales encargados de hacer rastreo de contagios y sus contactos está muy por debajo de la de otros países europeos. De acuerdo a las recomendaciones de SATSE y según un estudio realizado por El País, en nuestro país harían falta muchos más para poder hacer una rápida identificación de posibles casos.

No te pierdas el último programa de Enfermería Visible si quieres conocer mejor el trabajo en enfermería de control epidemiológico, una pieza clave para que podamos convivir con este virus.

Estás viendo:
La enfermería de vigilancia epidemiológica es nuestro dique de contención

¡Compártelo!