Isabel Zendal, excepcional y olvidada

Fue una mujer y enfermera quien hizo posible el milagro: hacer llegar a América la vacuna de la viruela. En 1950 la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció a Isabel Zendal Gómez como la primera enfermera de la historia en una misión internacional. La viruela fue una de las enfermedades más letales, y también es la única enfermedad que ha sido erradicada con la vacunación.

El 30 de noviembre de 1803 zarpó con 37 personas a abordo, desde el puerto de La Coruña, la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna que llevaría la vacuna de la viruela a América en la corbeta María Pita. Isabel Zendal Gómez fue la enfermera que mantuvo viva la cadena de vacunación. Dejó su puesto como rectora del Orfanato de la Caridad de La Coruña para hacerse cargo de los 22 niños que llevaron la vacuna. Fueron 6 niños venidos de la Casa de Desamparados de Madrid, otros 11 del Hospital de la Caridad de La Coruña y 5 de Santiago.

Llevar la vacuna de la viruela al otro lado del océano suponía todo un reto que nadie había logrado solucionar y que Isabel Zendal, junto al resto de la expedición, consiguieron. Fue una de las expediciones científicas más exitosas de todos los tiempos. En este reportaje de Enfermería tv descubrimos como Isabel Zendal cambió el rumbo del mundo.

Zendal se encargó de atender, cuidar y educar a estos niños durante el tiempo que duró la expedición. Este viaje, que se considera la primera acción humanitaria de la historia, llevó a las provincias españolas de ultramar (América y Filipinas) la vacuna de la viruela. Esta gesta se hizo a través del descubrimiento de Edward Jenner, la variolización, y para el que se necesitaba inocular la variante bovina del virus de la viruela en niños. En aquellos años, la viruela era una enfermedad muy grave que causaba la muerte al 30% de las personas que la contraían, dejaba graves secuelas a otro 30% y secuelas estéticas al resto. Sólo en Mexico acabó con la vida de 25 millones de personas en un siglo.

Esta escultura de Acisclo Manzano, inaugurada en A Coruña el 30 de noviembre de 2003, recuerda la salida desde el puerto de la expedición.

Sacrificio sin esperar gloria

La Escuela de Enfermería de San Martín de Texmelucan en Puebla lleva su nombre. El lema que reza en esta escuela es precisamente el de «Sacrificio sin esperar gloria». Se trata de algo que estaba en la mente de Isabel desde que inició una aventura dirigida a salvar la vida de miles y miles de personas.

De hecho, la viruela fue una enfermedad contagiosa que llegó a convertirse en una epidemia. Se contagiaba a través del contacto directo con las supuraciones de las heridas que salían en la piel o por el traspaso de saliva. Los primeros síntomas eran fiebre, malestar, y dolor de cabeza y cuerpo, para después manifestarse a través de erupciones que salían primero en la boca y luego en la piel. Y decimos que los síntomas eran, porque fue erradicada en la década de los ochenta . Estaba causada por el Variola virus, aunque en aquella época no se sabía.

No había tratamiento ni forma de prevenirla

El nombre de viruela proviene del latín «varius» (de variado o variopinto), y se refiere a los abultamientos que aparecen en la cara y en el cuerpo de una persona infectada. La infección provocaba gran mortandad y los supervivientes quedaban marcados de por vida. No había tratamiento ni forma de prevenirla.

A flor de piel

Uno de los escritores que han llevado a la literatura su historia es  Javier Moro. Moro nos acerca esta historia contada por su protagonista: Isabel Zendal. En «A flor de piel» Moro reconstruye una prodigiosa epopeya de la mano de un personaje femenino inolvidable.

Pero no ha sido el único libro escrito sobre esta historia. La escritora madrileña Almudena de Arteaga contó también la hazaña, tan sorprendente como poco conocida, en la novela «Los ángeles custodios». Y también, el periodista Antonio López Mariño recogió en 2018 bajo el título «Isabel Zendal en los archivos de Galicia”  los principales documentos que avalan la identidad y el origen gallego de Isabel.

Años antes el novelista dominicano-estadounidense Julia Álvarez escribió un relato de ficción sobre la expedición Balmis desde la perspectiva de Isabel Zendal Gómez, en Saving the World (2006).

22 ángeles

La historia de Isabel también ha llegado a la televisión. Un telefilme de TVE, «22 ángeles» narró la primera expedición filantrópica de la historia, pagada por el Reino de España. El productor Robert Fonollosa, director general de Four Luck Banana, conoció la historia por un artículo periodístico y comprendió que se encontraba ante un relato apasionante. Así nacieron estos «22 ángeles», que la televisión pública estrenó en 2016.

Esta historia, tan humana como real, también ha llegado a los más pequeños a través de Los Lunnis.

Premios Isabel Zendal

El Sindicato de Enfermería en Galicia celebra cada año el Encuentro Científico Gallego de Enfermería y Fisioterapia-Premios Isabel Zendal. Ya ha cumplido siete ediciones y camina hacia la octava. Se trata de una forma más de visibilizar otra de las vertientes del trabajo que desarrollan estos profesionales de ciencias de la salud: la investigadora.

No hay duda de que Isabel Zendal fue una enfermera excepcional. La auténtica heroína que hizo posible el éxito de esta expedición, y que, por su condición de mujer, fue olvidada por la propia historia. En el Año Internacional de la Enfermera y La Matrona, 2020, ponemos en valor su leyenda y te animamos a que nos acerques el trabajo de enfermeras y enfermeros que cada día hacen de su vida profesional algo excepcional. Hazlo a través de info@enfermeriatv.es y de nuestras redes #Enfermeras2020.

Estás viendo:
Isabel Zendal, excepcional y olvidada

¡Compártelo!