Los estudiantes: voluntarios, en segunda línea y como último recurso

SATSE ha reclamado al ministro de Sanidad, Salvador Illa, y a los consejeros de Salud de las comunidades autónomas que la incorporación de los estudiantes de Enfermería al Sistema Nacional de Salud debe realizarse con carácter voluntario, en segunda línea y como último recurso.

En una carta dirigida al titular de Sanidad, el presidente de SATSE, Manuel Cascos, afirma que no se puede situar a los estudiantes de Enfermería en “primera línea” de batalla contra la pandemia. Este hecho derivaría en innegables riesgos que conllevaría para su seguridad y salud. En una situación de verdadera sobrecarga laboral, estrés profesional y escaso tiempo para el seguimiento y tutela a estos compañeros y compañeras, por parte de las enfermeras y enfermeros titulados. Los estudiantes: voluntarios, en segunda línea y como último recurso

Teniendo en cuenta que se trata de su primera experiencia en el ámbito laboral, desde SATSE se insiste en que los estudiantes no deben mantener contacto directo con personas confirmadas o sospechosas de tener el coronavirus. La organización sindical  cree que debe limitarse su actividad a unidades o centros en los que no se atienda a este tipo de pacientes.

En Madrid

El Sindicato denuncia que ya se han producido incorporaciones de estudiantes de Enfermería en servicios de Urgencias de algunos hospitales de Madrid. Lo han hecho para atender directamente y bajo su responsabilidad a personas contagiadas o sospechosas de tener la enfermedad provocada por el coronavirus. Tienen asignado un número de pacientes determinado.

La incorporación de los estudiantes ha de ser voluntaria

El presidente de SATSE, en esta carta, traslada al ministro de Sanidad que la incorporación, siempre voluntaria, de los estudiantes de último curso de Enfermería debe realizarse una vez agotadas otras posibilidades existentes de cara a reforzar las plantillas de profesionales para combatir el coronavirus.

Contrato laboral

En lo que respecta a su contratación, el Sindicato considera necesario que, en lugar de tratarse de una relación laboral como la de un residente de primer año, los estudiantes deben tener un contrato con categoría profesional (C1), si bien ha de propiciarse, por otro lado y con carácter urgente, su titulación como Grado en Enfermería. Para ello, el estudiante debe haber aprobado todas las asignaturas y estar solo pendiente de finalizar el trabajo Fin de Grado, apunta.

Debe estar protegida su seguridad jurídica y responsabilidad civil

Por último, la organización sindical reitera que también debe estar garantizada y protegida en todo momento la seguridad jurídica y responsabilidad civil de los estudiantes de Enfermería.

La carta dirigida al ministro de Sanidad, también se ha dirigido a responsables de los diferentes servicios de salud. Se ha trasladado a través de los secretarios generales autonómicos de SATSE.

Evolución Covid 19

La enfermedad sigue avanzando en España. Hay que recordar que, en estos momentos, en España el número de personas afectadas es de más de 33.000, a falta de conocer los datos de hoy. De ellos, 2.182 personas han perdido su vida por esta pandemia, entre ellas, una enfermera. La buena noticia es que ya se han producido 3.355 altas hospitalarias. El crecimiento en el número de casos ha ascendido en 4.517 personas.

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, ha trasladado en la rueda de prensa del domingo que cerca de 4.000 los profesionales sanitarios están afectados por Covid-19 en España. En total, los profesionales positivos de Covid-19 representan más del 12 por ciento de los casos detectados por el Gobierno de España. Este dato, como el propio Simón ha confesado, preocupa al Ministerio, dado que “son el grupo poblacional de más riesgo”.

En cuanto a las Comunidades Autónomas, la situación es esta:

El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, anunció este fin de semana que el estado de alarma se prolongará quince días más para poner freno a la epidemia en España.

Estás viendo:
Los estudiantes: voluntarios, en segunda línea y como último recurso

¡Compártelo!