Mujeres de cuidado

Mujeres de cuidado

¿La salud tiene género? ¡Claramente, sí! La falta de perspectiva de género en los sistemas de salud en general, y en la investigación científica en particular, hace que la atención sanitaria que reciben las mujeres no sea la más adecuada, generando muchas veces un impacto negativo en su salud.

Así nació “Mujeres de Cuidado”, un proyecto impulsado por BIZADELPRISE,  la asociación vasca  de pacientes afectadas por Linfedema y Linpedema. Ambas enfermedades son un claro ejemplo de dolencias que afectan mayoritariamente a mujeres y que en la actualidad no reciben el tratamiento que merecen.

“Elegimos el nombre mujeres de cuidado, para reivindicar que las enfermedades feminizadas son las más invisibles”

Linfedema y lipedema, abandonadas por la sanidad pública

 

Tanto el linfedema, que se produce por un fallo del sistema linfático, como el lipedema, que es una alteración crónica de la grasa, se caracterizan por una deformación del sistema músculo- esquelético del o la paciente. Son enfermedades crónicas y que generan un gran impacto físico y psicológico en la vida de las afectadas.

Las personas que padecen estas enfermedades se sienten “invisibles y abandonadas” por la sanidad pública. Se quejan de la falta de investigación de su enfermedad y de “un tratamiento inexistente».

 “Osakidetza sólo nos ofrece algunas sesiones de rehabilitación y eso, si tienes suerte de conseguirlas”

El tratamiento para estas enfermedades debe ser una terapia descongestiva, que combine entre otros, el drenaje linfático manual, vendajes o medias de compresión. Reivindican la existencia de una unidad especializada con un equipo multidisclipinar en cada hospital, donde puedan recibir una terapia adecuada y continuada en el tiempo.

 “Nuestra ilusión es tener un tratamiento adecuado que nos permita llevar una vida saludable”

“La Salud tiene Género”

El Sindicato de Enfermería de Euskadi ha acogido en su sede la charla “La Salud tiene Género”, organizada por esta organización para acercar y visibilizar estas enfermedades. “Desde SATSE estamos comprometidos con la igualdad. Como enfermeras queremos estar al lado de los y las pacientes y defendemos unos cuidados integrales, igualitarios y más humanizados”, defienden.

Estás viendo:
Mujeres de cuidado

¡Compártelo!