La pandemia desde el objetivo enfermero

La pandemia desde el objetivo enfermero

Una imagen, dicen, vale más que mil palabras. Pero, ¿qué pasa cuando esas imágenes no existen? Explicar lo que las enfermeras han vivido durante los peores momentos de la pandemia es muy difícil, pero hay algunos documentos gráficos realizados por ellas mismas que pueden ayudar. Hemos hablado con dos profesionales que, a través del objetivo de su cámara, intentaron reflejar lo que se estaba viviendo detrás de las puertas de los centros sanitarios.

“La primera semana ni entró en mi cabeza el hacer fotos, porque aquello era la guerra. Pero cuando ya empezamos a estar más organizados y a tener más controlada la dinámica de trabajo, pensé que no podía dejar pasar una cosa tan histórica. Tenía que dejarla plasmada” nos explica Paula Catalán, enfermera del Hospital San Pau y Santa Creu de Barcelona y fotógrafa profesional.

Hace seis años Paula decidió ingresar en el Instituto de Estudios Fotográficos de Catalunya (IEFC) para cursar el grado de fotografía. “Siempre me ha gustado la fotografía y quería hacer algo fuera del hospital. He hecho trabajos puntuales, pero ha sido con el COVID que me he lanzado a hacer fotos allí”, nos explica. Asegura que el trabajo lo empezó a hacer como proyecto personal pero que, al colgar las imágenes en su perfil de Instagram, “me encontré que gustaron mucho”. A raíz de eso algunas organizaciones como UNICEF, han solicitado a Paula permiso para utilizar sus imágenes. “Para mí, ha sido un orgullo” afirma.

“Hay imágenes muy potentes a nivel de emociones, tanto de enfermería como de pacientes” explica Catalán. Asegura que para el público en general algunas pueden parecer menos impactantes, como por ejemplo las que ponen el foco en la vestimenta utilizada, pero que para ella “sí son muy emotivas porque reflejan el cambio brusco que vivimos durante aquellos días”.

Plasmar el momento

Esas jornadas también son lo que quiso reflejar con sus fotografías Xavier Teixidó, enfermero de quemados del Hospital del Vall d’Hebrón y fotógrafo aficionado. “Siempre me ha gustado mucho [la fotografía] y he sido totalmente autodidacta, pero casi desde que tengo uso de razón y dinero para comprarme una cámara, tengo una. Nunca me he planteado hacer fotografías como quien pinta un cuadro, sino que lo que intento es documentar el mundo que me rodea” nos cuenta.

Pese al poco tiempo que ha tenido, Teixidó ha ido recopilando imágenes tomadas con la cámara de su móvil. “Como el resto de mis compañeros de profesión, hacer algo que no fuera trabajo, ha sido muy complicado. Aun así lo he intentado, en momentos en los que he visto una cosa distinta, que me ha llamado la atención, la he intentado pillar” nos cuenta.

Las fotografías reflejan el cambio brusco que se vivió en las primeras semanas de pandemia

Tanto Xavier como Paula, aseguran que las imágenes que se han difundido en los medios no han abarcado la magnitud de lo que se ha vivido en los centros de salud. “Se han centrado más en críticos y había muchas plantas de hospitalización con gente sola, esperando la evolución de su enfermedad, que era muy desesperante” asegura Catalán.

Por su parte Teixidó, también destaca el sentimiento de soledad y entre las imágenes que tomó elige la de un compañero consolando a una señora que estaba sola en consultas, “junto a la que no era posible sentarse porque había que mantener las distancias” nos cuenta. 

Sensibilidad artística

Xavier Teixidó está convencido de que existe un vínculo entre la profesión y diferentes formas de expresión artística. “Esta es una profesión muy emocional y como tal también se expresa. Una de esas formas de expresarse, o al menos en la que yo me siento cómodo, es la fotografía” apunta el enfermero que asegura que muchos de sus compañeros realizan alguna actividad creativa ya sea plástica, audiovisual o escrita. Enfermeros y enfermeras realizan una profesión que, nos explica Xavier, “es muy cercana a la gente, con la que vives momentos difíciles, a veces gratificantes y a veces no tanto” y son éstos los que necesitan plasmar en alguna forma de arte.

Enfermería visible 

Para ambos, la fotografía puede ser una vía para acercar la realidad del trabajo enfermero a la población en general y darla a conocer más allá del contexto de la pandemia. “Enfermería es un trabajo duro de por sí, ahora se ha visibilizado, pero es dura con COVID o sin COVID” explica Paula Catalán, que recuerda que las enfermeras llevan años sufriendo la presión asistencial. “Yo siempre digo que soy enfermera, he estudiado para ello, es mi trabajo y no le tengo que dar pena a nadie. Pero el agotamiento que hay por la presión asistencial creo que no se conoce” sentencia.

Paula alerta de que hay una dificultad para visibilizar el trabajo de las enfermeras a través de las imágenes: los permisos y la intimidad de las personas. “Hay muchas cosas a tener en cuenta y no se pueden echar fotos así como así, nos advierte.

Estás viendo:
La pandemia desde el objetivo enfermero

¡Compártelo!