"Parir en la sexta ola es mejor que parir en la primera"

«Parir en la sexta ola es mejor que parir en la primera»

¿Qué sucede cuando una mujer que está de parto da positivo? ¿Es un mito eso de que no pueden entrar las parejas? ¿Se respeta el piel con piel? Rosa Rodríguez, matrona en el Hospital La Paz, asegura que humanizar el parto siempre ha sido una prioridad para las matronas. Los miles de partos que ella y sus compañeras han asistido durante la pandemia le dan la seguridad para afirmar que "parir en la sexta ola es mejor que parir en la primera".

«Parir en la sexta ola es mejor que parir en la primera». No es que nos queramos aferrar a un clavo ardiendo pero cuando alguien que ha visto cientos de partos desde marzo de 2020 nos dice esto, nos lo creemos. 

Y aquí va nuestro mensaje de tranquilidad para todas aquellas que os tengáis que enfrentar a ello en los próximos días o semanas: podéis estar tranquilas, humanizar el parto sigue siendo una prioridad para las matronas. «Vamos a hacer todo lo posible para que la vivencia sea magnífica», asegura Rosa. Ella es matrona en La Paz, el hospital que más partos asiste al año en la capital. 

Una madre positiva puede hacer el piel con piel con el recién nacido si esa es su elección

Para hacernos una idea del alcance que tiene cuidar este aspecto humanizador del parto, solo en su hospital hubo 4.754 nacimientos el pasado año. En diciembre de 2021, ya inmersos en el terremoto Ómicron, 416 mujeres dieron a luz en La Paz. 416 historias personales y vitales que se convierten en cerca de 340.000 (estimación a falta de que el INE publique los datos de 2021) si hablamos de los niños y niñas nacidos el pasado año en todo el país. 

«Está siendo lo más parecido posible a lo que sería en una situación no pandémica». Es la rotunda afirmación de una matrona que a día de hoy se enfrenta incluso a partos donde tanto la mujer como su pareja son Covid positivo. Doble carga viral para ellas, pero humanizar el proceso del parto sigue primando. 

La vacuna evita complicaciones

La incidencia que vemos en las calles también se refleja en el paritorio. Se estima que unas 6 de cada 10 mujeres que han ingresado para parir durante esta sexta ola eran positivas. Es el momento en que más mujeres positivas se están encontrando en paritorios pero también el momento en el que los casos son más leves. Y esto, nos cuenta Rosa Rodríguez Ferrer, lo están notando desde que arrancó la vacunación. «Muchas mujeres se enteran de que son positivas cuando les dan el resultado de la pcr». Un duro trago para ellas pero una realidad que se traduce en menos complicaciones en parto y puerperio. 

Ahora las mujeres tienen, casi todas, dos dosis, algunas incluso tres y eso se traduce en un elevado porcentaje de asintomáticas o casos muy leves que no precisan de ventilación ni otras necesidades. En el paritorio, como en otras tantas unidades de los hospitales, se encuentran con que hay muchas mujeres ingresadas con covid pero no por covid.

Este es el protocolo para mujeres de parto que dan positivo

Las cosas han evolucionado mucho desde marzo de 2020. Ahora ya se permite que, incluso siendo positivo, el acompañante esté en la dilatación y el parto. Lejos quedaron aquellos días en que nos partía el corazón ver a mujeres parir solas o a otras que, por ser positivo en Covid, pasaban días separadas de su niño o niña y  tenían que renunciar al piel con piel, sin elección. 

La evidencia era inexistente por aquel entonces y mandaba la prevención maternofetal. 

Humanizar el parto sigue siendo una prioridad para las matronas

Las mujeres que dan positivo pueden hacer el piel con piel

Ahora ya sabemos que, con ciertas medidas de seguridad, una madre positiva puede hacer el piel con piel con el recién nacido si esa es su elección. 

Es lo que sucede en el Hospital de La Paz. Allí, cuando una parturienta resulta positiva se le informa de todos los riesgos y los pros y contras de permanecer junto al recién nacido, para que ella elija. De esta manera la mujer puede hacer el piel con piel y permanecer con su bebé o realizar un aislamiento más estricto y que sea el personal del hospital quien realice esos primeros cuidados. 

«Depende mucho del estado de la mujer», puntualiza la matrona. Si tienen una afectación más seria (fiebre o ventilación) es más probable que no se vean capacitadas para hacerse cargo del recién nacido garantizando todas las medidas de seguridad, nos cuenta.  Reconoce que es un momento duro porque «lo suyo sería estar con tu bebé y besarlo y tocarlo, sin mascarilla». Pero hay que elegir.

Medidas para mujeres positivas que quieran hacer el piel con piel

 Las mujeres positivas en Covid que eligen realizar el piel con piel con sus bebés y estar con ellos esos primeros días de vida deben extremar estas medidas: 

  • Mascarilla. A ser posible ffp2. 
  • Guantes. Siempre que se esté en contacto con el bebé.
  • Lavado de manos. Aún usando guantes es importante realizar un exhaustivo lavado de manos. 

Si la mujer, ya dada de alta, se encuentra realizando aislamiento en una habitación de su casa, por ejemplo, y solo tiene contacto con el bebé para las tomas, deberá hacerlo siempre con estas mismas medidas de seguridad. 

Hasta que la mujer dé negativo y siempre que se esté en contacto con el niño o la niña deberá realizar este protocolo. 

Se han acortado hospitalizaciones a un día

No sucede en todos los hospitales pero en La Paz, por ejemplo, las hospitalizaciones están reducidas al mínimo. Las mujeres con partos sin complicaciones, que en una situación normal requerirían de dos días de hospitalización ahora solo permanecen 24 horas en el hospital

La matrona va a su casa para hacer el resto de las revisiones. 

Estás viendo:
«Parir en la sexta ola es mejor que parir en la primera»

¡Compártelo!