¿Qué hacer ante una agresión?

Ocho de cada diez enfermeras y enfermeros han sufrido a lo largo de su trayectoria profesional una agresión física o verbal por parte de sus propios pacientes.

Hoy es el Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario y queremos dar visibilidad a un problema grave que afecta al trabajo de los profesionales de enfermería y por tanto, a toda la sociedad. La agresión física o verbal es uno de los principales riesgos de la enfermería.  Cada día, se producen en España en torno a 55 agresiones físicas y verbales a enfermeros y enfermeras mientras cuidan de sus pacientes. En total, más de 20.000 agresiones al año, según SATSE.

Pasos a seguir ante una agresión

  1. Pedir ayuda
  2. Valorar las lesiones
  3. Comunicar el incidente al responsable del Centro.
  4. Interponer denuncia

Entre otras medidas preventivas, SATSE destaca la importancia de aumentar la formación de los profesionales para afrontar situaciones conflictivas; desarrollar protocolos de actuación ante agresiones o implantar actuaciones disuasorias.

También es necesario investigar cada caso y analizar qué ha podido generar que un ciudadano agreda a un profesional de enfermería mientras le atiende y le cuida. En uno de los programas de Objetivo Empleo puedes ver con más detalle todos los pasos qué debes seguir si sufres una agresión.

Casi el 90% no denuncia

Para SATSE  se trata de una grave lacra que en la mayoría de los casos permanece “invisible” y no acarrea consecuencias para el agresor, por eso piden que se denuncie y no dejen pasar ni un golpe ni ningún tipo de vejación. En la realidad sólo se denuncian un 11% de las agresiones sufridas.

Nada justifica una agresión

SATSE propone a las consejerías de Sanidad una Ley contra las agresiones a las enfermeras y enfermeros y así, conseguir acabar con la violencia física y verbal en el ámbito sanitario. El número de casos no sólo aumenta cada día sino también su gravedad.

La falta de recursos, personal y todos los problemas y carencias que pueden llegar a sufrir pacientes y familiares no son responsabilidad de los enfermeros y enfermeras que, por desgracia, también los sufren.

El Sindicato mantiene de forma permanente la campaña “#Stop Agresiones, nada justifica una agresión”, con el objetivo de concienciar a administraciones, profesionales y ciudadanos sobre la necesidad de trabajar conjuntamente para acabar con la violencia en el ámbito sanitario.

A continuación, puedes ver un reportaje del programa Enfermería Visible en el que una enfermera quiere dar visibilidad a este problema contando su propia experiencia. Fue víctima de dos agresiones y pide que se ponga fin de una vez por todas a este grave problema. 

Estás viendo:
¿Qué hacer ante una agresión?

¡Compártelo!