Sanidad cierra por vacaciones

El verano ha llegado y con esta época estival el tradicional cierre de camas en los diferentes servicios de salud. Una situación que se repite cada año y que no deja indiferente a ningún ciudadano.

Más de 12.000 camas desaparecen este verano de nuestro Sistema Nacional de Salud. En algunos centros se cierran plantas enteras de hospitales, secciones y servicios. De manera paralela no se cubren los permisos y se produce un déficit acusado de enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas que son imprescindibles para garantizar la continuidad asistencial. Para SATSE se trata de un problema crónico del SNS que se produce ante el criterio economicista de las administraciones sanitarias que no comprenden que sí, ahorran, pero “lo hacen a costa de la seguridad del paciente, de aumentar las listas de espera, y de sobrecargar al personal que se queda trabajando mientras sus compañeros disfrutan de las merecidas vacaciones”. SATSE ha denunciado que “el afán cortoplacista por ahorrar dinero lleva cada año a los distintos servicios de salud autonómicos a cerrar camas y no sustituir al personal”.

“Las administraciones sanitarias ahorran a costa de la seguridad del paciente”

Comprueba las cifras en tu comunidad

Aunque lo habitual es cerrar más del diez por ciento de las camas disponibles; cada comunidad autónoma sigue una política de cierre en función de sus propios criterios.

Andalucía cierra 1.800.

Aragón, alrededor de 500.

Asturias, más de 360.

Baleares, supera las 120.

Canarias, no facilita datos.

Cantabria, más de 30.

Castilla-La Mancha, unas 480.

Castilla y León, más de 450 camas.

Cataluña, unas 1.900.

Ceuta. No cierran camas.

Comunidad Valenciana, las camas cerradas son en torno a 3.000.

Euskadi, más de 730.

Extremadura, unas 370.

Galicia, unas 900.

La Rioja, son cerca de 50 las camas cerradas.

Madrid, más de 1.400.

Melilla. No facilita datos.

Murcia cierre 350 .

Navarra, más de 170

Un problema de falta de personal

Para SATSE tras el cierre de camas se encuentra la negativa de las diferentes administraciones a contratar a nuevo personal para sustituir los permisos de los trabajadores. No hay duda para SATSE que el cierre de camas está ligado a la política de personal, dado que al no sustituirse la plantilla, no hay enfermeros y enfermeras suficientes para garantizar la continuidad asistencial. También se relacionada con el recorte de las plantillas de los últimos años. El último informe del SNS  así lo confirma con una pérdida permanente de enfermeras, enfermeros y de cierre de camas y servicios.

La situación que se vive en los hospitales se replica en los centros de salud. Algunos de ellos, según denuncia la organización sindical cierran por las tardes, y no cuentan con todos los servicios disponibles.

SATSE, para acabar con el déficit crónico de personal, ha puesto en marcha una campaña “La Sanidad que merecemos. Ley de Ratios enfermeras” que incluye una Iniciativa Legislativa Popular, que se presentará al Congreso de los Diputados en los próximos meses, que tiene por objetivo garantizar en España más enfermeras por ley. La ILP es apoyada mayoritariamente por la ciudadanía.

 

 

Estás viendo:
Sanidad cierra por vacaciones

¡Compártelo!