Todo lo que debes saber del coronavirus de Wuhan

La comunidad internacional se enfrenta a un nuevo coronavirus. Se trata del 2019-nCov. Un nombre provisional que mantiene en vilo a China, un país que intenta la contención de un coronavirus, que si bien no tiene actualmente los índices de mortalidad del SARS, si se expande rápidamente. La OMS ya ha declarado la alerta internacional.

España no dispone de aeropuertos con vuelos de conexión directa a Wuhan, pero recibe viajeros de esta ciudad. Tiene por tanto una probabilidad de llegada a España de personas enfermas.  Por eso, el Ministerio de Sanidad ha elaborado un protocolo para garantizar una respuesta rápida y adecuada, si se produjera esta hipótesis.  Este protocolo de actuación incluye medidas para la detección temprana, vigilancia epidemiológica, prevención de la transmisión persona a persona y seguimiento de contactos.

El Ministerio de Exteriores español no desaconseja viajar a China, excepto a la provincia de Hubei

Además, Sanidad mantiene informada a la red de Alertas a través de su sistema de comunicación de Alertas y Respuesta Rápida, con actualizaciones periódicas de la situación del brote. También  el Ministerio ha informado a los centros de vacunación internacional, para que den las recomendaciones oportunas a los viajeros y a las autoridades aeroportuarias. El objetivo es estar preparados en caso de que sea necesario activar el procedimiento de actuación establecido para los puntos de entrada. Asimismo, está en contacto con los organismos internacionales (OMS, Centro de Control de Enfermedades Europeo y Comisión Europea), para evaluar los riesgos de la situación y coordinar las medidas de respuesta.

¿Qué es un coronavirus?

Según explica Sanidad “los coronavirus son una amplia familia de virus que normalmente afectan sólo a los animales. Algunos tienen la capacidad de transmitirse de los animales a las personas. Producen cuadros clínicos que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves“. Bajo este parámetro hasta ahora se conocían el caso del coronavirus que causó el síndrome respiratorio agudo grave (SRAS-CoV) y el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV). La OMS habla así de los coronavirus.


A estos se suma ahora el coronavirus 2019-nCov (nombre provisional). Se trata de una nueva cepa de coronavirus que afecta a las personas y que tiene su origen en Wuhan, provincia de Hubei, en China. Los primeros casos se registraron en diciembre de 2019.

Desde el inicio del brote hasta el 31 de enero, se han registrado cerca de 10.000 casos confirmados. Este es el mapa elaborado por The Center for Systems Science and Engineering (CSSE) at JHU.

¿Cuáles son los síntomas del 2019-nCoV?

Según los expertos, los síntomas más comunes incluyen tos, dolor de garganta, fiebre y sensación de falta de aire. En casos más graves, la infección puede causar neumonía, dificultad importante para respirar, fallo renal e incluso la muerte. Los casos más graves, generalmente ocurren en personas ancianas o que padecen alguna otra enfermedad como por ejemplo, del corazón, del pulmón o problemas de inmunidad.

¿Cómo se transmite?

Por similitud con otros coronavirus conocidos se piensa que el 2019-nCoV se transmite principalmente por las gotas respiratorias de más de 5 micras y por el contacto directo con las secreciones infectadas. El periodo de incubación de la enfermedad de los primeros casos se ha estimado entre 2 y 12 días, pero basado en el conocimiento de otros Betacoronavirus, MERS-CoV y SARS-CoV, podría ser de hasta 14 días. La novedad es que según las autoridades chinas, se transmite en el periodo de incubación.

¿De qué forma se puede adquirir la infección?

Si bien no se conoce de forma precisa, parece que la transmisión sería a través del contacto con animales infectados o por contacto estrecho con las secreciones respiratorias que se generan con la tos o el estornudo de una persona enferma. Estas secreciones infectarían a otra persona si entran en contacto con su nariz, sus ojos o su boca. El Ministerio de Sanidad a emitido un conjunto de recomendaciones para quienes viajen a China.

¿Existe tratamiento?

No existe tratamiento ni vacuna, aunque China está ya trabajando en su desarrollo y laOrganización Mundial de la Salud intensificará sus esfuerzos en este sentido.  La asistencia se centra en los síntomas y en dar soporte vital al enfermo.

Los profesionales sanitarios ¿cómo se protegen frente a la infección?

Según la Organización Mundial de la Salud  y el Ministerio de Sanidad, estas son las medidas a adoptar por el personal sanitario que atienda a casos en investigación o confirmados para infección por 2019-nCoV:

  • Un equipo de protección individual para la prevención de infección por microorganismos transmitidos por gotas y por contacto que incluya bata impermeable, mascarilla, guantes y protección ocular de montura integral (7,8).
  • Aunque por el momento no existe evidencia clara de transmisión aérea se recomienda como medida de precaución la utilización de mascarilla FFP2.

En el caso de procedimientos que generen aerosoles. Es decir,  cualquier procedimiento sobre la vía aérea, como la intubación traqueal, el lavado bronco-alveolar, o la ventilación manual, se deberán reducir al mínimo el número de personas en la habitación y todos deben llevar:

  • Una mascarilla de alta eficacia FFP2 o preferiblemente FFP3 si hay disponibilidad.
  • Protección ocular ajustada de montura integral o protector facial completo.
  • Guantes
  • Batas impermeables de manga larga (si la bata no es impermeable y se prevé que se produzcan salpicaduras de sangre u otros fluidos corporales, añadir un delantal de plástico).

¿Qué grado de mortalidad tiene?

Según los datos iniciales, la mortalidad del nuevo coronavirus es del 2,5%. Por ahora los expertos señalan que el 2019-nCoV se puede considerar menos agresivo en sus consecuencias, comparado con el SARS y el MERS.

El Comité de emergencia de la  OMS se reunió en Ginebra el pasado jueves 23 de enero y decidió no declarar la emergencia internacional por el brote del nuevo coronavirus. Lo que sí ha hecho es corregir su evaluación de la amenaza del virus, calificándolo de riesgo «alto» a nivel internacional y ya no de «moderado», admitiendo haber cometido un «error de formulación» en sus informes anteriores, que mencionaban que el riesgo era «muy alto en China, alto a nivel regional y moderado a nivel internacional». Está prevista su próxima reunión en unos diez días, desde la fecha de la anterior reunión.

El Centro de Prevención y Control de Enfermedades Europeo (ECDC) ha creado una página web específica sobre este evento con información actualizada. Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, compareció el pasado viernes ante los medios de comunicación, y evaluó así el riesgo de España.

Estás viendo:
Todo lo que debes saber del coronavirus de Wuhan

¡Compártelo!