Hacia un nuevo modelo de las residencias con más profesionales sanitarios

El Sindicato de Enfermería en Castilla y León ha exigido a la Junta que se replantee el modelo de las residencias de mayores e impulse otro con más profesionales sanitarios. Propone que se elimine el modelo de negocio que actualmente tienen estos centros y que durante esta crisis sanitaria ha dejado al descubierto los riesgos y las repercusiones negativas que implica para la salud y la seguridad de los mayores.

SATSE lleva años denunciando las carencias del modelo que se ha ido implantando en Castilla y León, que a su vez dejaba carencias muy relevantes en las residencias, sobre todo en lo concerniente a los profesionales sanitarios. SATSE ha venido insistiendo en la falta de personal sanitario suficiente, como son los profesionales enfermeros, en estos centros, lo que estaba impidiendo que se diera una adecuada asistencia a los residentes.

Además, el Sindicato de Enfermería, tras conseguir la anulación en los tribunales del decreto regulador de estas residencias del 2017, ha seguido denunciando que el nuevo modelo que quiere impulsar la Junta empeora aún más la situación. SATSE pidió en el 2019 que se paralizara la tramitación del borrador del nuevo Decreto porque este no contenía modificaciones respecto al anterior y eliminaba la obligatoriedad de tener profesionales sanitarios en las residencias de Castilla y León. A partir de 2024 el borrador establece el requisito de tener una enfermera a media jornada de lunes a viernes a las residencias con más de 100 residentes, cuando la anterior normativa establecía que hubiera 7 a jornada completa en centros con 100 residentes (20 enfermeras por cada 300 mayores).

El territorio más envejecido de Europa

SATSE ya denunció que las residencias eran rentables negocios para los fondos de inversión, en una comunidad como esta, el territorio más envejecido de Europa y el que tiene más octogenarios y nonagenarios, donde el 25% de su población supera los 65 años y el 9,5% los 80 años.

Con un envejecimiento de la población tan acentuado se ha abierto un nuevo nicho de negocio que ha estado atrayendo a diversos fondos de inversión internacionales a adentrarse en el sector del negocio de la dependencia, sólo en Castilla y León el 25% de las residencias están controladas por estos fondos cuyo único objetivo es conseguir elevar la rentabilidad de las mismas.

Lamentablemente, el tiempo le ha dado la razón al Sindicato de Enfermería. El elevado número de mayores fallecidos en las residencias de Castilla y León ha dejado al descubierto las carencias y falta de profesionales que hemos estado denunciando estos últimos años, falta de profesionales que se verá incrementada con en el nuevo modelo.

SATSE considera que el Gobierno regional debe dar más protagonismo a los profesionales sanitarios en estas residencias y eliminar ese nuevo modelo que es un negocio, dado el beneficio económico que supone a las empresas privadas en detrimento de la calidad de los cuidados prestados a nuestros mayores y del coste

Estás viendo:
Hacia un nuevo modelo de las residencias con más profesionales sanitarios

¡Compártelo!