Salud universal, para todos y en todas partes

El Día Mundial de la Salud que se celebra el 7 de abril pone el acento en derribar todas las barreras que impiden a las personas acceder a una atención sanitaria de calidad, sin importar el lugar en el que viven y sus condiciones económicas.

Una cobertura sanitaria universal  es el desafío que la OMS nos propone en el Día Mundial de la Salud de este año. Insta a las personas, a las comunidades y a las organizaciones a alzar su voz para hacer cumplir el derecho a la salud.

SATSE ha tomado el guante de esta propuesta que cada año lanza la OMS y ha reclamado a los partidos políticos “que dejen los debates partidistas y centren sus esfuerzos en la Sanidad y sus problemas“.

El Sindicato  aboga porque nuestro país “garantice una cobertura sanitaria universal y de calidad que beneficie a las personas sin exclusiones“; denuncia que en España sigue comprometida la seguridad de nuestras pacientes, ya que los recortes en derechos, en prestaciones y en recursos humanos y materiales están afectando a la marcha de nuestro Sistema Nacional de Salud (SNS).

“En España hay sólo cinco enfermeras para cuidar a 1.000 pacientes “

Un ejemplo de la desatención política al sistema es el déficit de plantillas de Enfermería y Fisioterapia. En España, explica SATSE,  hay “sólo cinco enfermeras o enfermeros para cuidar a 1.000 personas. Una cifra que conlleva una desproporcionada sobrecarga asistencias  que perjudica a los ciudadanos y pacientes , además de a los propios profesionales”, explica SATSE.

¿Qué podemos hacer?

La OMS es clara al respecto, nos insta a todos y a todas a trabajar en el  “acceso a la salud , sin discriminación alguna“, con  servicios de salud integrales de calidad, cuándo y dónde los necesitan, sin enfrentarlas a dificultades financieras. Aunque no todos los países se encuentran al mismo nivel, si en todos los países hay que trabajar desde diferentes ámbitos.

Los políticos:

  • Recoger las demandas, opiniones y expectativas de la población sobre asuntos sanitarios mejorando su respuesta política.
  • Colaborar con las organizaciones comunitarias y los defensores de la salud universal a fin de estudiar soluciones viables.

Los profesionales de la salud:

  • Discutir políticas intersectoriales para asegurar la disponibilidad, accesibilidad y competencia de los recursos humanos para favorecer la salud universal.
  • Alzar su voz para que los profesionales de la salud tengan un empleo estable, con unas condiciones de trabajo.
  • Favorecer la interrelación entre los sectores de educación y salud.
  • Abogar para que se incorpore la perspectiva de género en los sistemas de salud.

Las personas:

  • Hacer cumplir el derecho a la salud.
  • Comunicar sus necesidades, opiniones y expectativas.
  • Hacer oír su voz a través de las redes sociales.
  • Compartir sus vivencias.

Los medios de comunicación:

  • Denunciar qué ocurre cuando las personas no pueden acceder a los servicios de salud, ni costear tratamientos.
  • Mostrar iniciativas que ayuden a mejorar el acceso.
  • Insistir en la responsabilidad de los políticos.
  • Crear espacios de diálogo entre los ciudadanos, las comunidades y sus representantes.

Todos tenemos nuestra responsabilidad y de todos depende conseguir que cada día las personas, vivan dónde vivan y con las condiciones económicas de las que dispongan, tengan cobertura de salud y puedan acceder a la atención sanitaria sin barreras.

En el Día Mundial de la Salud, la OMS invita a los países a realizar cadenas de solidaridad para demostrar el compromiso con la salud universal y compartir las fotos a través de las redes sociales con el hashtag #SaludParaTodos.

Estás viendo:
Salud universal, para todos y en todas partes

¡Compártelo!