Así debe ser una vuelta al cole segura

Expectación e incertidumbre se mezclan en este inicio del curso que ya ha comenzado en algunas comunidades autónomas. Otras aún ultiman los preparativos para garantizar la seguridad en las aulas. Una seguridad que pasa por contar con una enfermera escolar. Más de ocho millones de alumnos no universitarios vuelven este mes de septiembre a las aulas.

Incertidumbre es sin lugar a dudas la palabra que puede definir este inicio del curso 2020. Padres y madres, profesorado y el resto de la comunidad educativa desconocen cuál será la realidad a la que pueden enfrentarse en unos días. El inicio de curso dependerá en última instancia de la situación epidemiológica, las comunidades autónomas han desarrollado sus planes, protocolos y decálogos bajo unos criterios comunes fijados por el Ministerio de Educación. Criterios que han sido compartidos en la última conferencia de presidentes celebrada el pasado viernes, liderada por Pedro Sánchez, quien ha insistido en que las comunidades autónomas no deben cerrar los colegios sin consensuarlo con Sanidad y las regiones limítrofes. En general, todas las comunidades comparten que hay que intentar volver a la formación presencial o, al menos, semipresencial, aunque no descartan tener que revertir la situación si la situación epidemiológica se complica.

Calendario

El plan de inicio del curso y el plan de contingencia es distinto en cada comunidad, depende de la situación epidemiológica y de la configuración de cada autonomía. Todos han coincidido en graduar la incorporación del alumnado por niveles. Navarra comenzó con los más pequeños el viernes junto a Madrid, y este lunes le han seguido Valencia, Cantabria, País Vasco, La Rioja y Aragón. Durante esta semana lo harán otras tantas comunidades autónomas. Los últimos en iniciar la incorporación serán Murcia y Canarias.

Las normas marcadas por Sanidad se centran en cuatro objetivos clave:

  • La limitación de contactos ya sea manteniendo una distancia de 1,5 metros o conformando grupos estables de convivencia.
  • La higiene de manos como medida básica para evitar la transmisión, así como la higiene respiratoria.
  • La ventilación frecuente de los espacios y la limpieza del centro.
  • Una gestión adecuada y precoz ante la posible aparición de un caso.

¿Quienes pueden acudir al colegio?

No asistirán al centro aquellos estudiantes, docentes y otros profesionales que tengan síntomas compatibles con COVID-19, así como aquellos que se encuentren en aislamiento por diagnóstico de COVID-19, o en período de cuarentena domiciliaria por haber tenido contacto estrecho con alguna persona con síntomas o diagnosticada de COVID-19.

Ante una persona que comienza a desarrollar síntomas compatibles con COVID-19 en el centro educativo seguirá un protocolo de actuación previsto previamente: se llevará a un espacio separado de uso individual, se le colocará una mascarilla quirúrgica (tanto al que ha iniciado síntomas como a la persona que quede a su cuidado), y se contactará con la familia. Se debe llamar al centro de salud de Atención Primaria de referencia, o al teléfono de referencia de su comunidad o ciudad autónoma, y/o su Servicio de Prevención de Riesgos Laborales en el caso de trabajadores, y se seguirán sus instrucciones. En caso de presentar síntomas de gravedad o dificultad respiratoria se llamará al 112. El trabajador que inicie síntomas debe abandonar su puesto de trabajo hasta que su situación médica sea valorada por un profesional sanitario.

¿Cuáles son las medidas de prevención?

Las principales medidas de prevención que deben tomarse frente a COVID-19 en el ámbito escolar son las siguientes:

  • Higiene de manos de forma frecuente y meticulosa. Durante al menos 40 segundos con agua y jabón. Si no es posible se puede utilizar durante 20 segundos gel hidroalcohólico. Se debe tener en cuenta que cuando las manos tienen suciedad visible el gel hidroalcohólico no es suficiente, y es necesario usar agua y jabón.
  • Evitar tocarse la nariz, los ojos y la boca, ya que las manos facilitan la transmisión.
  • Al toser o estornudar, cubrir la boca y la nariz con el codo flexionado.
  • Usar pañuelos desechables. Para eliminar secreciones respiratorias y tirarlos tras su uso a una papelera con bolsa y a poder ser con tapa y pedal.
  • Utilizar mascarilla cuando no se pueda mantener una distancia interpersonal superior a 1,5 metros.
  • La mascarilla indicada para población sana será la de tipo higiénico y siempre que sea posible reutilizable.

¿Cuándo debe usarse mascarilla?

En las pautas dadas por el Gobierno se marca, aunque cada centro puede establecer alguna variación, que de manera generalizada todos los alumnos deben portar mascarilla. Su uso por escolares se establece de manera diferente en función del nivel:

  • Educación Infantil: mascarilla no obligatoria.
  • Educación Primaria: mascarilla no obligatoria siempre que se esté con el grupo estable de convivencia. Uso fuera del grupo estable de convivencia si no se puede mantener una distancia interpersonal superior a 1,5 metros
  • A partir de Educación Secundaria: uso de mascarilla cuando no se pueda mantener una distancia interpersonal de al menos 1,5 metros. No será necesaria cuando estén sentados en sus pupitres a una distancia de al menos 1,5 m

En todos los casos debe explicarse el uso correcto de la mascarilla ya que un mal uso puede entrañar más riesgo de transmisión. En cuanto al uso por parte del profesorado:

  • Educación Infantil y Primaria: de forma general, para el tutor/a, uso de mascarilla voluntario cuando esté con el grupo de convivencia estable, y uso obligatorio fuera del grupo cuando no se pueda mantener distancia interpersonal superior a 1,5 metros. Para el resto de profesionales, uso obligatorio de mascarilla si no se puede mantener distancia interpersonal superior a 1,5 metros.
  • Educación Secundaria en adelante: obligatoria siempre que no se pueda mantener distancia interpersonal de al menos 1,5 metros.La mascarilla será de tipo higiénica excepto indicación por parte del servicio de prevención de riesgos laborales. Su uso será obligatorio además en el transporte escolar colectivo a partir de 6 años.

Mascarilla no recomendable

De forma general, no será recomendable su uso en los siguientes casos: menores de 3 años (contraindicado en menores de 2 años por riesgo de asfixia), personas con dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de mascarilla, personas con discapacidad o con situación de dependencia que les impida ser autónomas para quitarse la mascarilla, personas que presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización, cuando se desarrollen actividades que dificulten o impidan la utilización de mascarillas y cuando las personas estén en su lugar de residencia o cuando estén solas. En caso de compartir objetos, será necesario extremar las medidas de higiene y prevención (como la higiene de manos y evitar tocarse nariz, ojos y boca), y realizar limpieza entre el uso de un grupo y otro. El uso de guantes no es recomendable de forma general, pero sí en las tareas de limpieza.

Enfermera escolar

En los criterios comunes establecidos por el Gobierno nada se dice sobre la obligatoriedad de contar con una enfermera escolar. Desde el Sindicato de Enfermería, SATSE, se insiste en que cada centro educativo debe contar para garantizar la seguridad en las aulas de una enfermera escolar. El Sindicato reitera que la presencia y contratación de una enfermera o enfermero en los centros escolares es una responsabilidad de cada consejería o servicio de salud.

En los últimos días, la Plataforma Estatal de enfermera escolar, integrada por SATSE ; el Foro Español de Pacientes, FEP; y el Sindicato Independiente de la Enseñanza Pública ANPE, ha trasladado por carta a los responsables estatales y autonómicos de Sanidad y Educación que, además de las medidas de prevención y atención ya acordadas con motivo del inicio del nuevo curso, se debe promover la presencia de las enfermeras en los centros educativos. Padres, madres, profesorado y enfermeras reclaman garantizar la protección de la salud de los alumnos. La presencia de la enfermera contribuiría a evitar la aparición y propagación de la Covid-19.

Los miembros de la Plataforma Estatal de Enfermera Escolar subrayan que la presencia de las enfermeras o enfermeros en las aulas supondría, sin lugar a dudas, una mejora en todo lo que concierne a la prevención, vigilancia y control de la transmisión del coronavirus en los centros educativos.

Por todo ello, desde la Plataforma se reclama, una vez más, que las autoridades competentes promuevan la generalización de la enfermera escolar,  al igual que ya existe desde hace años en países de nuestro entorno. Es el caso de Reino Unido, Francia o Suecia. La enfermera debe tener presencia continua en el centro escolar si bien con una adscripción y dependencia directa y exclusiva del centro de salud  de referencia, explican.

Estás viendo:
Así debe ser una vuelta al cole segura

¡Compártelo!