A un paso de la prueba EIR

Sólo quedan unas horas para que comience el examen EIR, la prueba que cambiará el futuro de miles de enfermeras y enfermeros. Ya no hay tiempo para estudiar más, pero sí para consolidar lo que sabes, tener una actitud positiva y realizar el examen con todas las garantías de éxito.

Es normal que no te puedas quitar de la cabeza el examen que estás a punto de realizar, por eso es importante que pienses en positivo. Una buena actitud a la hora de enfrentarse a una prueba de estas características te ayudará a ganar confianza en tu capacidad para hacerlo bien.

Lo ideal sería que hubieras dormido bien esta noche, pero si no ha sido así lo mejor que puedes hacer es intentar relajarte con la técnica que mejor conozcas: respiraciones profundas, meditación, yoga… Merece la pena que dediques un tiempo para calmar los nervios y propiciar la relajación.

No descuides tu alimentación: toma un desayuno ligero y una comida temprana que incluya pasta o arroz. Te recomendamos que no tomes legumbres ni alimentos hipercalóricos o con mucha grasa para evitar malestar o pesadez durante la prueba.

Es importante que vayas con tiempo al lugar del examen, para ello tienes que comprobar la duración del trayecto y llegar al menos con una hora de antelación. Una vez allí, comprueba el aula donde te ha tocado hacer el examen y ve al baño antes del llamamiento, que será 30 minutos antes de la hora establecida para el comienzo de la prueba, es decir a las 15:30 h.

Debes organizar bien las cuatro horas de examen para que puedas leerlo antes de entregarlo

Prepara un kit con todo lo necesario para el momento del examen:

  • Algo de comida ligera y fácil de comer como: frutos secos, plátanos, barritas energéticas…
  • Un reloj analógico. Los digitales están prohibidos
  • Una pequeña botella de agua
  • Bolígrafos de sobra que sean de punta redonda para facilitar que las respuestas se calquen en las hojas de examen
  • Clips por si necesitas agrupar las hojas
  • Tu DNI, NIE o pasaporte en vigor. Comprueba que lo llevas encima.

Responde primero las preguntas que mejor te sepas y después responde las que tengas dudas en un primer repaso. Recuerda que debes organizar bien las cuatro horas de examen para que puedas leerlo antes de entregarlo.

Relajación, confianza y buena organización son las claves para que tengas una buena experiencia con tu prueba EIR. Te deseamos que tengas suerte y que este día sea el principio de una carrera profesional llena de experiencias maravillosas.

Estás viendo:
A un paso de la prueba EIR

¡Compártelo!